“El favor de Dios”

Ama a su esposo y ese sentimiento le permite seguir luchando

HOY/FOTO: Manuel Esquivel

HOY

La señora Francisca Moraga no tiene palabras para explicar el profundo dolor que sintió al darse cuenta que todo su esfuerzo y el de su esposo, se estaba convirtiendo en cenizas, durante el incendio del pasado 14 de mayo en el mercado Oriental.

Esta humilde mujer, quien lleva más de 35 años en este conocido centro de compras, perdió más de treinta mil córdobas en ese siniestro; sin contar las inversiones que con mucho sacrificio hizo para mejorar su local.

“Es muy difícil darse cuenta que de la noche a la mañana ya no tienes nada, todo se descontrola, el mundo se te viene encima”, comenta.

Prueba

Según doña Francisca, el siniestro que ocurrió en el galerón afectó directamente la salud de su esposo, quien desde hace dos años padece la enfermedad de Alzheimer (enfermedad mental progresiva).

“Después del incendio mi esposo recayó, no sabía qué hacer con él, nos quedamos sin un córdoba, solo con las deudas, por lo menos los proveedores han sido un poco considerados y ahí vamos saliendo poco a poco con ellos, pero han sido los meses más difíciles que hemos podido vivir”, relata la señora.

Apoyo

HOY/FOTO: Manuel Esquivel

Doña Francisca cuenta que a pesar de todas las desgracias que se le juntaron, buscó la forma de sobrevivir, pues necesitaba darle una esperanza de vida a su marido.

“No podía darme por vencida porque el medicamento de mi esposo es caro, él no tiene ninguna ayuda del INSS (Instituto Nicaragüense de Seguridad Social), prácticamente solo me tiene a mí, pero el favor de Dios siempre viene”, señala la comerciante.

La situación de doña Francisca conmovió los corazones de algunos de sus amigos comerciantes y se ofrecieron a prestarle un espacio en la planta baja, Zona Dos, de este centro de compras para que continuara trabajando, y así obtener el sustento diario.

“Aunque la venta es baja porque las cosas están muy difíciles en este galerón, estamos esperando la voluntad de Dios, vamos a ver qué pasa”, subraya.

Un ejemplo
Doña Francisca, quien habita en Ciudad Sandino, Managua, es admirada por sus colegas por su fe y perseverancia.

Espera con muchas ansías la construcción del nuevo galerón. ”Ojalá que Commema (Corporación Municipal de Mercados de Managua) haga las cosas con mucho orden, pues deseo seguir trabajando para apoyar a mi familia”, finaliza.

 

...

Notas Relacionadas