Venden en la oscuridad

Piden a las autoridades legalicen el servicio de energía

Los comerciantes esperan que las autoridades les den una pronta respuesta, pues no quieren perder más clientes producto de esta situación. HOY/FOTO: Carlos Valle

HOY

Comerciantes de diferentes sectores del mercado Oriental están sin el servicio de energía eléctrica desde el pasado 14 de mayo cuando ocurrió el incendio en el galerón de abarrotes. Según los vendedores la falta del fluido les provoca bajas en las ventas y problemas en la salud.

Según el marchante José Martínez, quien tiene más de 10 años de estar en este centro de compras, el calor ha disparado su presión arterial.

“Antes, por lo menos, podía sobrellevar el calor con el abanico, pero ahora son chorros de sudor los que salen de mi cuerpo, ya me he ido en varias ocasiones al hospital porque aquí me sofoco”, comenta el comerciante.

Martínez, quien tiene su tramo por donde fue el Jardín del Calzado, menciona que antes del incendio eran solo algunos comerciantes los que estaban conectados de manera ilegal, sin embargo ahora tienen que pagar las consecuencias todos, lo que no le parece justo.

González alega que hasta la próxima semana se empezarán a dar detalles del proyecto de luz. HOY/FOTO: Carlos Valle

“A los comerciantes que no tenían su medidor los dejaron definitivamente sin luz, y a otros, por lo menos cuatro veces a la semana la tienen que cortar, con lo que no estamos de acuerdo, pues los andenes permanecen oscuros y a la gente le da miedo pasar”, refiere José.

Por otro lado, el comerciante Josué Espinoza, quien tiene problemas de obesidad, alega que para él es difícil trabajar sin el servicio de energía, pues tiene que bajar la mercadería del segundo piso que hay en su tramo.

“Ahora tengo que pagar a alguien para que me baje los productos, porque el calor me sofoca tanto que con el mínimo esfuerzo, se me puede aquietar —paralizar— el corazón”, manifiesta Espinoza.

Ventas bajas

Yasenia Pérez, quien vende en la zona de Los Uniformes, comenta que en reiteradas ocasiones le han pedido una respuesta a la Corporación Municipal de Mercados de Managua (Commema) pero supuestamente jamás saben qué responder.

“Cuando está nublado, la situación empeora, ahí si no podemos ver nada, lo único que podemos hacer es cerrar los negocios desde temprano, si antes lo hacíamos a las cinco y media, ahora lo tenemos que hacer desde las cuatro de la tarde”, señala Pérez.

La marchanta aduce que desde que se presentó el incendio sus ventas se han visto afectadas casi en un 50 por ciento.
La falta de servicio ha llevado a algunos a utilizar plantas eléctricas, sin embargo otros temen que esto también pueda provocar algún incendio.

Los marchantes han comprado lámparas de baterías para intentar acomodar sus productos. HOY/FOTO: Carlos Valle

“Eso se puede recalentar, no sé si será prohibido o no tenerlo, pero sí, las autoridades deberían de supervisar antes que pueda ocurrir otra desgracia”, indica Cristina López.

Peligro

Jorge González, presidente de la Asociación de Comerciantes de Mercados de Nicaragua (Acmnic), argumenta que ya se tuvo una reunión con los trabajadores de Disnorte-Dissur para restaurar el servicio de energía eléctrica lo más pronto posible, principalmente en el sector de El Gancho de Caminos, y a las personas que trabajan en los salones de belleza, sin embargo, todavía falta una reunión que está organizada para la próxima semana.

Con respecto a los comerciantes que está utilizando plantas eléctricas, indica que Commema, “ya se está trabajando en ese sentido, pues esos marchantes están exponiendo al peligro al resto de vendedores, algo que no van a permitir”.

 

“Supuestamente andan metiendo los medidores a cada comerciante, ojalá así sea, porque no podemos trabajar de esa forma, la ley debe de ser pareja, otros están legales, queremos estarlo también”.
Cristina López, comerciante.
Cristina López, comerciante.

...

Notas Relacionadas