Caponeros se quejan de enorme charco en La Primavera

El charco se ubica de la Siemens, 10 varas al lago, en la propia entrada al barrio.

Los caponeros tienen que lidiar a diario con este charco que cubre toda la calle. Mariela González

Un enorme charco de agua sucia da la bienvenida a las personas que a diario visitan el barrio La Primavera en el Distrito Seis de Managua. Los pobladores y caponeros que transitan por este sector afirman que cada vez que llueve se forma ese charco, que ellos consideran un foco de contaminación.

“Siempre es lo mismo cada vez que llueve, el agua queda empozada. Nosotros como miembros de la cooperativa de caponeras hemos gestionado en la Alcaldía que nos ayuden con este problema, pero hasta el momento no han hecho nada”, refirió Maycol Ríos.

Después de la lluvia las personas tienen que esperar al menos dos semanas para que el agua se seque y la calle quede libre para transitar. Los más afectados son los caponeros y las personas que habitan en la cercanía de donde se forma el charco, ya que afirman que no soportan las nubes de zancudos que llegan hasta sus viviendas.

Se agudiza
“Las personas ya no pueden andar a pie en esta calle, porque el charco tapa totalmente la calle incluso sobre las aceras las personas han decidido colocar pequeñas piedras para poder pasar hacia la otra calle”, explicó Martha Novoa, pobladora.
El charco se ubica de la Siemens, 10 varas al lago, en la propia entrada al barrio La Primavera.

“Este problema no es nuevo, en varias ocasiones lo hemos denunciado, pero la Alcaldía no hace ni dice nada; nosotros como cooperativa Carlos Núñez esperamos tomar otras medidas para que nos brinden una respuesta, nos iremos a huelga para que respondan a nuestras necesidades”, afirmó Omar Torrijos, caponero.

Lea: Calles intransitables en Lomas de San Judas

Los pobladores además de los problemas con los criaderos de zancudos, tienen que aguantar el hedor que en ocasiones aumenta cuando el agua pasa semanas acumulada.

“Como es agua de lluvia, no es agua sucia propiamente, ahí se hacen criaderos de zancudos y nos puede dar dengue, aquí habitan muchos niños y es peligroso por ellos. Además, otro problema es que el charco no permite que uno camine tranquilo ahí”, señaló Torrijos.

...

Notas Relacionadas