Una opción diferente

Pobladores aprovechan el servicio de encomiendas en el Mayoreo

Muchos pobladores manifiestan que con este servicio de encomiendas se sienten más unidos y en comunicación rápida con sus familiares. HOY/FOTO: Uriel Molina

HOY

Mandar encomiendas a los familiares o amistades que viven en los distintos departamentos del país con los transportistas es una práctica bastante segura y económica.

Daniela Centeno, quien habita en Villa Miguel Gutiérrez, en Managua, eventualmente visita la Cooperativa de Transporte del Norte (Cotran), ubicada en el mercado de Mayoreo, para mandar encomiendas a sus familiares y amigos que viven en algunas zonas del país.

“Tengo una amiga de escasos recursos en Juigalpa, hace unas semanas le mandé un detalle para su hijo, le llamé para darle todos los detalles del bus, y la hora en que este llegaría, al final todo salió bien, aunque al principio dé un poco de temor, te vas dando cuenta que no es tan complicado y sí, muy seguro”, indica Centeno.

Proceso

Cada unidad de bus tiene determinado un espacio para llevar especialmente las encomiendas al departamento destino. HOY/FOTO: Uriel Molina

En la terminal de buses del Mayoreo operan tres cooperativas, cada una tiene su ventanilla y el mismo servicio de recibir encomiendas; el cliente es quien decide con quién desea enviarlas.

Extraoficialmente se conoció que el procedimiento correcto para que las encomiendas tengan un respaldo de seguridad es que el cliente llegue a cualquiera de las ventanillas, llene un formulario en el que se le pide sus datos y el de la persona que recibirá el presente, con todos los detalles que este lleva.

“El pago de la encomienda equivale a un pasaje del destino, más diez córdobas que se pagan por el servicio; siempre y cuando el paquete no pase nuestros pesos estándares. La persona se lleva los datos de la unidad que va a trasportar la encomienda, para que se los haga saber al destinatario, quien debe retirarlo con su cédula de identidad en mano”, refiere el entrevistado quien pidió omitir su nombre.

Menciona que las cooperativas se hacen responsables de cualquier problema que surja, siempre y cuando el paquete esté registrado, pues ha habido muchos casos en que los clientes hacen el acuerdo directamente con los conductores.

“Cuando son objetos grandes los que van a ser enviados, por ejemplo un sofá, hay otro precio, no pasa los 300 córdobas, pero a veces la persona prefiere hacer los tratos directos con el conductor, lo que no es prohibido, pero si llegase a surgir algo, ellos deben asumir la responsabilidad”, puntualiza la fuente.

 

 

...

Notas Relacionadas