Hombre que le desprendió pulmones a golpes a su bebé pasará 30 años preso

El acusado después de discutir con su pareja le propinó varios golpes a su bebé en la cabeza, el abdomen y el tórax y finalmente lo asfixió con las manos

HOY

Omar Enrique Salinas Solís, de 31 años, fue condenado a 30 años de cárcel por asesinar a su bebé de 30 días de nacido.

El fallo fue dado a conocer ayer por el juez Octavio Rothschuh, titular del Juzgado Séptimo Distrito Penal de Juicio de Managua.

El judicial recalificó los hechos pasándolos de parricidio a asesinato, por las circunstancias en que el bebé murió.

Además dijo que en el crimen hubo alevosía, ventaja y saña, entre otras agravantes pues el bebé estaba indefenso, sin su mamá y a merced del procesado, quien lo cuidaba el día de los hechos.

El judicial también recordó que el niño tuvo entre cinco y seis horas de agonía en su cuna, antes de fallecer.

HOY/Foto: Juan Tijerino

Durante el juicio la médico forense Sara Mora Grillo dijo que la víctima Matías Salinas Ríos, de un mes de nacido, sufrió entre cinco y seis horas de agonía, después de recibir varios golpes en la cabeza, el abdomen y el tórax y finalmente ser asfixiado con las manos.

Según los hallazgos de la autopsia el bebé murió por asfixia mecánica y trauma craneal que causó hemorragia interna del cerebro.

Además recibió golpes en el abdomen y tórax que le desprendieron los pulmones, explicó durante el juicio la forense Mora Grillo.

DISCUSIÓN

Los hechos acusados contra Salinas Solís sucedieron entre el 12 y 13 de diciembre de 2015, cuando Cristhian Massiel Ríos, mamá del bebé, sufrió una crisis de hipertensión después de una discusión con el acusado y a eso de las 6:30 de la noche del 12 de diciembre de ese año llamó a su suegra para avisarle que se sentía mal y el bebé quedó al cuido del condenado, mientras la abuela paterna acompañó a la recién alumbrada al hospital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas