Aún se desconoce móvil de asesinato del Hialeah

Familiares inconformes con investigaciones de la Policía

 

HOY

A pesar de que el pasado miércoles 12 de abril fueron llevados a los Juzgados de Managua los únicos dos acusados por el crimen de Claudia Lissette Pérez Alvarado, de 33 años, los familiares de esta continúan inconformes con las investigaciones de la Policía, dado que todavía se desconoce el móvil del crimen.

Los familiares de Claudia se mantienen desconsolados al no saber los motivos que tuvo la exsuegra de Pérez para matarla con tanta saña y frialdad como si tal estaba poseída por el demonio.

En la audiencia preliminar donde la exsuegra Marcia Johana Ramírez Obando y Sergio Justo Pérez Alvarado fueron presentados ante la juez Damaris Vanega, la Fiscalía detalló los últimos momentos de vida de Claudia Lissette.

Con su cuchillo

Según la Fiscalía, la exsuegra de la fallecida la llamó el pasado 6 de abril para decirle que fueran a buscar un brujo al municipio de San Rafael del Sur, Managua, para “liberar” a su hijo de la nueva relación que sostiene.

La víctima aceptó acompañar a la mujer sin imaginar lo que le esperaba.

Ambas acordaron verse el viernes 7 de abril en la terminal de buses del Mercado Israel Lewites para dirigirse a dicho municipio. Cuando ya estaban en el lugar, la acusada Marcia le dijo a Claudia que ya no irían a ese lugar porque en el barrio Hialeah había una bruja que también realizaba ese tipo de “trabajos”.

En el trayecto hacia ese barrio la exsuegra, premeditando cada detalle le dio a Claudia Lissette una pastilla para calmar el dolor de los riñones, pero en realidad era para adormecerla.

Cuando estaban en un predio montoso de dicho barrio, empezó el calvario para Claudia, ya que la acusada le propinó un golpe en la cabeza con una botella.

La víctima en ese momento intentó defenderse utilizando un cuchillo que portaba en un bolso, pero con esa misma arma recibió varias estocadas por parte de su exsuegra, quien también la hirió con un destornillador al punto de provocarle 44 heridas en diferentes partes del cuerpo, principalmente en el rostro.

Claudia aún seguía viva y luchando para defenderse de las atroces agresiones; sin embargo, la endemoniada mujer la remató con una piedra que le desbarató la cabeza e incluso le cercenó una oreja.

IMG_0114
Marcia Johana Ramírez Obando fue acusada de asesinato y robo agravado. HOY/Priscila Gómez

Los objetos

Pero la exsuegra actuó con tanta frialdad que en el mismo bolso de la víctima echó el cuchillo, el destornillador y la piedra que usó para acabar con la vida de la mujer que convivió tres años con su hijo y se dirigió donde el acusado Sergio Justo para que quemara los objetos en un predio cerca de la UCA.

De todos los objetos solo la piedra no se quemó y el detenido Sergio Justo procedió a tirarla a una letrina.

El celular de la víctima su exsuegra lo fue a vender en 650 córdobas donde un comerciante en el Mercado Oriental.

El hallazgo del cadáver se realizó el sábado 8 de abril cuando un ciudadano del barrio Hialeah vio el cuerpo de la mujer en el predio montoso y dio aviso a la Policía.

La víctima fue encontrada sin los dos ojos y además tenía cercenado uno de sus brazos, esto no fue detallado por la Fiscalía.

  • que barbaridad igualito al asesinato de xiomara en esteli fue un ocho de abril que misterio se tendran esos asesinos

...

Notas Relacionadas