Una joven con espíritu de voluntariado

Actualmente María Argentina Espinoza cursa el segundo año de Ingeniería Civil en la UCA y aunque su labor como voluntaria la inició en el colegio, ahora estando en esta casa de estudios continúa participando de proyectos sociales

voluntariado, espíritu, maría argentina espinoza, uca, hospital la mascota

María Argentina Espinoza lleva el espíritu de voluntariado en el corazón. HOY/Cortesía.

voluntariado, espíritu, maría argentina espinoza, uca, hospital la mascota
María Argentina Espinoza lleva el espíritu de voluntariado en el corazón. HOY/Cortesía.

HOY

Ser voluntario no es para cualquiera, pues se necesita tener un espíritu solidario para ayudar a las personas que lo necesitan sin esperar una recompensa económica a cambio.

María Argentina Espinoza es una de esas personas de las que traen un voluntariado nato, pues desde pequeña participaba en proyectos sociales en el colegio donde estudiaba.

Actualmente Espinoza cursa el segundo año de Ingeniería Civil en la Universidad Centroamericana (UCA) y aunque su labor como voluntaria la inició en el colegio, ahora estando en esta casa de estudios continúa participando de proyectos sociales.

“Comencé a ser voluntaria (en la universidad) en agosto del año pasado y empecé en el proyecto del Hospital ‘La Mascota’, era todos los lunes por la tarde que visitábamos a los niños. Cada actividad era diferente”, explicó Espinoza.

Añadió que para poder involucrar a todos los pacientes en las actividades que realizan se necesita pensar qué se hará exactamente porque el estado de salud de cada niño es distinto.

“Hay algunos que tienen más movilización que otros. Está el área de Nefrología que son los que tienen catéter porque tienen problemas en los riñones… la otra es donde están los niños por alguna otra enfermedad y Oncología. Entonces tenés que ver si les llevás cosas para pintar, dibujar o incluso manualidades”, comentó la voluntaria.

Conexión

Durante el tiempo que María Argentina permaneció con los pacientes de Nefrología de “La Mascota” hubo una niña con la cual tuvo más conexión.

“Había una niña que a pesar de que casi no hablaba le tomé mucho cariño y mientras yo hacía voluntariado ahí un día llegué y me dijeron que había entrado a (la Unidad de) Cuidados Intensivos y la llegué a ver una vez ya por fuera del voluntariado y gracias a Dios pues logró salir de esa área”, manifestó la joven.

Aunque Espinoza actualmente se encuentra en otro proyecto donde ayuda a dar clases de inglés a niños que asisten a un comedor infantil en Managua, también ha participado de las celebraciones de otros proyectos de la universidad.

“Por ejemplo, ya he ido cuando se les hace algo a los viejitos y me gusta estar ahí. La verdad que cada proyecto tiene algo diferente. El de los adultos mayores es bien bonito y yo trato de andar ahí en todos porque me gusta”, dijo la estudiante.

La estudiante también ha participado en actividades con viejitos de los asilos. HOY/Cortesía.
La estudiante también ha participado en actividades con viejitos de los asilos. HOY/Cortesía.

  • nubia

    Felicito a la joven ya que este es un don que Dios le dio y lo ha sabido compartir. Para llevar felicidad a esos niños y ancianos que necesitan un poco de amor.

...

Notas Relacionadas