Guardavidas de corazón

El no recibir ni un córdoba como pago no merma las ganas de Romualdo Artola de evitar que alguien se ahogue en un balneario

guardavidas, romualdo artola, cruz roja nicaragüense, balneario, semana santa, plan playa

Los guardavidas tratan siempre de permanecer en los balnearios para el verano, pero no cuentan con los recursos económicos. HOY/Cortesía.

guardavidas, romualdo artola, cruz roja nicaragüense, balneario, semana santa, plan playa
Los guardavidas tratan siempre de permanecer en los balnearios para el verano, pero no cuentan con los recursos económicos. HOY/Cortesía.

HOY

Romualdo Artola tiene 47 años de ser guardavidas dentro de la Cruz Roja Nicaragüense y aunque tiene un rango de comandante su trabajo es meramente voluntario.

El hecho de no recibir ni un córdoba como pago no merma las ganas de Artola de evitar que alguien se ahogue en un balneario.

“Esto es algo que uno lo lleva en la sangre… En mi caso tenía una operación pendiente, me tengo que operar de un riñón pero estaba con pesar que no iba ir (al Plan Playa) entonces lo pospuse”, expresó Artola.

El guardavidas señaló que ese trabajo no es fácil, pero la pasión los ayuda a estar presentes cada vez que los necesitan.

“A veces la gente cuando llega al mar se pregunta que por qué no estamos ahí y nosotros hacemos lo posible, el problema es que a veces no se cuenta con los recursos, porque para estar todo un día ahí se necesita avituallamiento y la gente no lo comprende, pero nosotros sí queremos estar presentes”, declaró Artola.

Don Romualdo Artola tiene 47 años de brindar servicios como guardavidas en la Cruz Roja. HOY/Melissa Aguilera.
Don Romualdo Artola tiene 47 años de brindar servicios como guardavidas en la Cruz Roja. HOY/Melissa Aguilera.

Por ser un guardavidas comprometido don Romualdo no solo ha rescatado personas mientras está con la Cruz Roja, sino también cuando anda de paseo con la familia.

“Cuando uno sale con su familia uno siempre anda pendiente, ahí estás fijándote que todo esté bien, es como instinto de salvaguardar a las personas. Ahí en Playa El Coco andaba paseando con mi familia y como a las 4:00 de la tarde un señor se estaba ahogando y al darme cuenta lo primero que hice fue irme para adentro a salvarlo”, relató don Romualdo.

Añadió que en otra ocasión le informaron de una persona que se estaba ahogando, “pero cuando nos metimos lo que vimos fue la aleta de un tiburón y ese miedo siempre existe, de que te salga un tiburón, pero nunca me había pasado. Lo bueno es que no pasó a más porque logramos salir lo más rápido que pudimos del agua”.

En esta temporada que se acerca la Semana Santa Artola aprovechó para brindar recomendaciones a los bañistas con el fin de evitar fallecidos por sumersión.

“Para evitar problemas la persona debe estar pendiente de sus niños, no hay que decirles ‘de aquí te veo’ porque el mar está como a cien metros y realmente no los ves. Lo otro es que no entren al agua si andan tomados”, dijo Artola.

...

Notas Relacionadas