Amputarán de nuevo a portero de Chapecoense

Los médicos señalaron que para controlar una infección deberán amputarle cuatro centímetros de un hueso

portero-chapecoense

HOY

Once días después de la tragedia ocurrida en Bolivia, cuando 75 personas perdieron la vida al estrellarse un avión de la aerolínea LaMia, el estado de salud de dos de los seis sobrevivientes sigue siendo crítico, detalla el portal El Proceso.

En el caso del jugador del Chapecoense Jackson Follman, de 24 años de edad, los médicos señalaron que para controlar una infección deberán amputarle cuatro centímetros de un hueso del muñón derecho. Para salvarle la vida, previamente le fue amputada la mitad de la pierna.

Es “preferible recortar cuatro centímetros de hueso a que el jugador pierda la vida”, comentó Ferney Rodríguez, director médico del hospital San Vicente Fundación de Rionegro.

Puede interesarle: “Animadora infantil” obliga a niños a que la toquen mientras baila sensual

“Posiblemente se amputará unos cuatro centímetros del hueso, que es un hueso que ya no es viable”, destacó.
Helio Zampier Neto es otro de los sobrevivientes con un estado de salud delicado. “Permanece con sedación en la unidad de cuidados intensivos, mientras le controlan una infección pulmonar”, según el informe médico.

El otro jugador del equipo brasileño, el defensa Alan Luciano Ruschel, apareció en un video caminando y envió un mensaje de agradecimiento a sus familiares, amigos y personas en Colombia.

El periodista Rafael Henzel “evoluciona satisfactoriamente, permanece sentado y ha manifestado mejoría con diálogo permanente”, sostuvo el galeno que está a cargo de la salud de los sobrevivientes del avionazo.

Por su parte, la azafata del vuelo Ximena Suárez sigue en recuperación, mientras que su compañero, el técnico de vuelo Erwin Tumiri, ya se encuentra en Bolivia, después que los médicos colombianos le dieron de alta, la única hasta ahora.

El pasado 28 de noviembre, un avión con 81 pasajeros (matrícula CP2933), la mayoría de ellos de nacionalidad brasileña, se estrelló cerca de la ciudad colombiana de Medellín. Sólo sobrevivieron seis de los ocupantes.

En la aeronave viajaban los jugadores del club Chapecoense, miembros del equipo técnico y periodistas que iban a cubrir el partido de ida de la Copa Sudamericana contra el Atlético Nacional de Medellín.

Vea: Siete profecías de Los Simpson para 2017

...

Notas Relacionadas