La mató con ladrillo por negarse a sostener relaciones sexuales

Hace un mes el presunto asesino se quedó durmiendo en la casa de la joven, así lo recuerdan sus familiares

HOY

bolsa 12
El comerciante Silvio Javier Mayorga González, mientras era conducido a una patrulla por agentes de Auxilio Judicial Nacional. HOY/Wilih Narváez

Agresión sexual fue el móvil del asesinato de Ángela Verónica Crespo, de 23 años, cuyo cuerpo apareció el pasado lunes envuelto en bolsas negras y dentro de un cauce del barrio San Judas de Managua.

La tarde del miércoles, Silvio Javier Mayorga González, de 37 años, fue capturado y la Policía allanó el cuarto que alquilaba a tan solo una cuadra de donde apareció el cadáver.

Al concluir las investigaciones, ayer la Policía Nacional presentó al comerciante Mayorga González en Plaza El Sol, por ser el presunto autor del crimen. Será procesado por el delito de asesinato.

De esa manera se descarta la participación de Gabriel Antonio Moreira, de 24 años, pareja de la fallecida; y de Marcos Antonio Robleto Martínez, de 62 años, quien salió con la joven el pasado domingo.

Ambos eran considerados como los principales sospechosos, pero las investigaciones dieron un giro.

Ruta del crimen

cama 1
En la cama donde ocurrió el crimen, la Policía encontró manchas de sangre. HOY/Wilih Narváez

El comisionado general Francisco Díaz, subdirector de la Policía Nacional, detalló que el pasado 9 de octubre, a eso de las 4:00 de la tarde, Ángela Crespo salió de su casa, ubicada en el barrio Los Martínez, en compañía de Marcos Robleto, hacia el mercado Israel Lewites.

“Entre 7:30 y 8:00 de la noche, Ángela Verónica Crespo se dirige al bar Tiki-Bar, ubicado en el barrio Miraflores, del Distrito Dos, y se encuentra con Silvio Javier Mayorga González, donde ingirieron licor, retirándose ambos del lugar a las 9:00 p.m. para dirigirse al barrio San Judas”, detalló el jefe policial.

“En el cuarto, Silvio la agrede por negarse a tener relaciones sexuales, golpeándola con objeto contuso (ladrillo de piso), en la parte posterior de la cabeza, ocasionándole hemorragia interna”, agregó Díaz.

El supuesto asesino, a eso de las 2:00 de la madrugada del lunes, introdujo el cuerpo de la joven dentro de bolsas color negras y lo trasladó al cauce en una carretilla.

En la cama donde ocurrió el crimen quedaron manchas de sangre.

Silvio Mayorga, luego de cometer el crimen echó en un bolso el par de sandalias de la joven y sábanas con sangre. El bolso pidió que se lo guardaran en un salón de belleza del mercado Israel Lewites.

LO CONOCIERON

Hace un mes, Silvio Javier Mayorga González llegó en una moto y se quedó durmiendo en la casa de Ángela Verónica Crespo, de 23 años, en el barrio Los Martínez.

“Ella todavía trabajaba como vigilante, y se fue con él como a las cuatro de la madrugada”, recuerda Sugey Crespo, hermana de Ángela.

La joven era muy reservada y no les comentó nada a su familia de ese sujeto.

Inicialmente, se creía que la joven había recibido seis puñaladas, pero la Policía no dijo nada al respecto.

bolsa 5
Carmen Crespo, se desmayó al momento que el cuerpo de su hija era llevado al cementerio. HOY/Wilih Narváez

  • Fabi

    Asi como está sufiendo esta madre por su hija, hagan que sufra ese mal nacido y que se pudra en la cárcel y en el infierno, ahora se hace el loco, ojalá q los abogados y jueces no le crean, mejora saquen a los inocentes de la cárcel q sin prueba alguna los tienen encarcelados solo por supuestos de boca, sin pruebas claras y concretas y metan a estos mal nacido que se lucen con decir que le hicieron a su víctima y como lo hicieron, yo si fuera abogada ni moviera un dedo por defender a alguien que admite los hecho y si es posible mátenlo

...

Notas Relacionadas