Un médico le recomendó que abortara

Su médico le recomendó que abortara, su hijo nació con los intestinos fuera del cuerpo pero ahora va a cumplir 9 meses y está sano

Bebé
Fotografía tomada de internet

HOY/ Edición digital

Aquel día a la australiana Holly Hodgson le hacían la ecografía de las 12 semanas y todo apuntaba a que sería la primera vez que vería ‘de verdad’ a su bebé y quizá hasta saber si sería un niño o una niña. Pero el día que estaba destinado a ser recordado por cosas tan felices, lo fue por otras y bien distintas. Cuando le estaban haciendo la ecografía, el especialista se dio cuenta de que algo no estaba bien en el bebé.

Alrededor de donde estaba su vientre había algo más como flotando alrededor. ¿Qué era aquello? Sus intestinos que, en vez de estar dentro de su abdomen, se había malformado y habían quedado visibles por fuera.

TE PUEDE INTERESAR: Acusan a mujer por asesinato de marido en Matagalpa

En aquel momento, su médico fue extremadamente claro y directo con Holly: el defecto congénito recibía el nombre de gastrosquisis y su recomendación vehemente era que interrumpiera el embarazo inmediatamente pues había un índice bajísimo de casos de supervivencia en fetos con esta malformación.

Pero Holly y su marido Stephen decidieron que no lo harían. El mismo día que el doctor les habló de la gastrosquisis ambos se pusieron a investigar y descubrieron que el 95 por ciento de los bebés a los que se les diagnostica de este defecto sobreviven el embarazo.

Y así nació Teddy, el 14 de diciembre de 2015, un bebé que cómo dice su orgullosa madre en declaraciones concedidas al Daily Mail “es súper feliz. Le encanta poner caras divertidas y balbucear. Siempre está sonriendo, haciendo carantoñas y mimos a todo el mundo, hasta a quien no conoce. Es tan mono…”.

LEA MÁS: Nueve personas mueren en accidente de tráfico en Brasil

Según se desarrolló su embarazo, Holly y Stephen fueron aprendiendo más y más sobre la gastrosquisis, como que es un defecto que aparece entre uno de 5.000 bebés y que se puede hacer un seguimiento monitorizado constante. De hecho, en la Maternidad de Brisbane, de donde son Holly y Stephen, les precisaron que podrían ver cómo evolucionaba cada quince días, gracias a una sencilla ecografía.

Bebé1
Teddy a sus casi nueve meses de nacido. Foto tomada de internet

Ambos no pueden estar más felices de haber buscado una segunda opinión después de la fatídica conclusión que le dio el doctor que le llevaba su embarazo. “Qué imprudencia más grande cometió al aconsejarme que abortara”, dice con tristeza Holly Hodgson.

SIGA LEYENDO: Cantante pierde la ropa interior en pleno baile

Pero lo importante para ellos es que Teddy está vivo y que, aunque nació prematuro, los doctores rápidamente pusieron todo en su sitio para que la vida del recién nacido no corriera peligro. ¿Cómo lo hicieron? Tuvieron que esperar casi quince días a que su aparato digestivo terminara de formarse y crecer del todo, ya que nació antes de tiempo. De esta manera, se aseguraron de que podían meterle los intestinos en el abdomen. Durante esa quincena, sus intestinos estuvieron metidos en una bolsita, mientras él estaba tumbadito boca arriba. Todo fue bien y Teddy pudo ir a casa con sus padres ocho semanas más tarde.

Cuando Holly se encontró recuperada física y emocionalmente, llamó al primer doctor para decirle lo que había pasado. Él no se disculpó y la felicitó por el feliz nacimiento.

...

Notas Relacionadas