Rebeldes decapitan a niño en Siria

El niño decapitado por rebeldes sirios se llamaba Abdalá y tenía solo 12 años

30acb852-8a1e-4782-86a1-dedcb809b1ab

 

HOY

Habitantes de la ciudad de Alepo, en el norte de Siria, y el principal grupo de la oposición siria expresaron su indignación tras la decapitación de un palestino de 12 años perpetrada por el grupo de rebeldes Nuredin Zinki islamitas, al denunciar que fue un “acto de odio”.

En brutal asesinato, filmado y difundido el pasado martes en las redes sociales y confirmado por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, los insurgentes acusan al chico de combatir en las filas del gobierno sirio, presidido por Bashar Al Assad.

AA

“¿Cómo pueden masacrar a un niño de esta forma?”, se preguntaba Basel Zein, un peluquero de 25 años que reside en el barrio de Al Kalasé de Alepo, en manos de los insurgentes.

Mohamad Badaui, imán en una mezquita de Alepo, afirmó que esta acción “es obra de criminales. Está prohibido por el islam”.

En la grabación, el grupo de hombres acusan al menor de pertenecer a la brigadas Al Qods, un grupo palestino pro gubernamental, y afirman haberlo capturado durante unos combates en el norte de Alepo, donde se enfrentan rebeldes y fuerzas leales a Al Asad. El joven fue decapitado en la parte trasera de un camión, en una vía pública del barrio de Al Mashad.

siria

Las brigadas Al Qods negaron que el niño formase parte de su movimiento y señalaron que se trataba de un refugiado palestino de 12 años.

En un comunicado, el Nuredin Zinki afirmó que este hecho es “un error individual que no representa la política general del grupo”. Las personas implicadas fueron detenidas y puestas a disposición de una comisión de investigación que hará público su veredicto “lo más pronto posible”, agregó la organización armada.

El movimiento ya había sido acusado de abusos a principios de mes cuando Amnistía Internacional (AI) culpó a los rebeldes islamitas y yihadistas en activo en Siria de perpetrar crímenes de guerra y de ser responsables “de una espantosa oleada de secuestros, torturas y ejecuciones sumarias”.

AI consideró que el “horrible video” constituye “un siniestro ejemplo más de las ejecuciones sumarias de personas capturadas”. “Estos actos constituyen crímenes de guerra”, destacó Amnistía Internacional.

El macabro incidente también fue condenado por la Coalición Nacional Siria, principal grupo de la oposición política en el exilio, que expresó su “conmoción frente a escenas horribles” e instó al grupo rebelde a castigar a los culpables.

En Washington, el Departamento de Estado indicó que había sido informado del “horrible” incidente y señaló que podría reconsiderar su apoyo al grupo rebelde.

Organizaciones de defensa de los derechos humanos afirman que en Siria se han cometido crímenes de guerra por parte de todas las partes implicadas en el conflicto, que comenzó en marzo de 2011 y que ha costado la vida a más de 280 mil personas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas