Calle en mal estado en Tierra Prometida

El agua de los manjoles en mal estado daña las vías de esta zona de Managua

Tierra prometida, calles, aguas, accidentes

Debido a la corriente de agua la calle se ha ido dañando poco a poco y se ha regado tierra del barrio vecino. HOY / Jader Flores

Tierra prometida, calles, aguas, accidentes
Debido a la corriente de agua la calle se ha ido dañando poco a poco y se ha regado tierra del barrio vecino. HOY / Jader Flores

HOY

Pese a que la mayoría de las calles del barrio Tierra Prometida, en el Distrito Tres de Managua, ya fueron reparadas por los obreros de la comuna, los pobladores están molestos porque las aguas grises que salen de los manjoles las están dañando.

En la entrada al barrio es constante un charco de agua sucia que poco a poco ha socavado el concreto, formando un hoyo que ya ha ocasionado varios accidentes.

“Chavalos en bicicletas, en motos y en mototaxis ya se han caído ahí y esa agua está sucia y les puede provocar una enfermedad, pero no solo es eso, sino lo peligroso de que se den un mal golpe o que alguien que no es de aquí no se fije y pase de un solo y tenga un accidente fuerte”, dijo doña Mayra Urbina, pobladora del sector.

Añadió que en el barrio no hay problemas con los manjoles, pero “lo que sí pasa es que en el barrio que colinda sí tienen fallas con lo de las aguas negras, entonces eso se viene hasta acá, la corriente viene bajando hasta aquí y es lo que ha perjudicado”.

Sin respuesta

Urbina comentó que en reiteradas ocasiones les han preguntado a los trabajadores de las cuadrillas de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal) por qué no reparan las fallas que hay en el otro barrio, pero no reciben respuestas concretas.

“Como que nos bolean, nos dicen que eso no les corresponde, que tenemos que poner la queja directamente en la central, otros nos dicen que ahí van a avisar o que van a regresar a ver de qué manera pueden resolver, pero es mentira, nunca han hecho nada”, indicó Urbina.

Además de los accidentes, los pobladores dicen que el agua sucia emana hedor y a la orilla hay algunos negocios que se ven perjudicados.

“La señora de las tortillas se molesta porque ese hedor le afecta, hay gente que a veces prefiere no ir a comprar porque hiede y ella no tiene culpa. La verdad que ese charco da mal aspecto y para cruzarse la calle uno tiene que irse por otro lado porque por ahí no podés pasar”, señaló Yubelikis Torres.

...

Notas Relacionadas