Acribillan a un hombre en Wiwilí

La Policía llegó al lugar para iniciar las investigaciones del caso

ULTIMO MINUTO

HOY

Jinotega

“Buenas noches”, repetían desde afuera de la casa, aunque aquel saludo iba disfrazado de terror y muerte en la comunidad El Faro, en la microregión de Plan de Grama, municipio de Wiwilí, departamento de Jinotega, donde elementos armados asesinaron a Félix Duarte González.

El hombre de 51 años, también conocido en la zona como Facundo Picado Zamora, alias “Corazón de acero”; fue acribillado a balazos, la noche del miércoles 20 de abril recién pasado, aunque el suceso trascendió apenas este fin de semana.

Antonia Sánchez Urbina, esposa de Duarte, relató a la Policía que eran los 8:00 p.m. cuando los desconocidos llegaron a la casa de madera donde la pareja estaba con sus cuatro hijos, todos menores y desde afueran decían: “buenas noches”.

Sánchez y Duarte habrían observado a una docena de hombres con uniformes pintos y armas largas, refiere un parte policial suministrado por la Secretaría Ejecutiva de la Policía en Jinotega.

“¿Cómo te llamás?”, habrían preguntado los desconocidos, a lo que el dueño de la casa respondió: “Félix Duarte González”.

De inmediato, uno de los hombres le ordenó que pusiera las manos hacia arriba, obligándolo a salir de la casa y llevándolo hacia el patio. Mientras tanto, otros de los hombres encañonaban a Sánchez y sus hijos, poniéndoles boca abajo adentro de la casa y exigiéndoles que no se movieran.

“No hagan ningún mate”, repitió uno de los hombres a Sánchez y los niños, según relató ella a las autoridades policiales.

Poco después, Sánchez escuchó las detonaciones de fusiles en el patio; mientras que los hombres que se habían quedado apuntándole a ella y sus hijos, se retiraron de la casa.

La mujer esperó aproximadamente 10 minutos y cuando ya no escuchaba ningún ruido, asomó por una rendija entre las tablas que sirven de pared a la casa, viendo a su esposo tendido en el suelo.

Sánchez agregó a los investigadores policiales que llena de miedo se fue con sus hijos a pasar el resto de la noche a la casa de una vecina, regresando a las 5:00 a.m. del 21 de abril, cuando encontraron el cadáver de Duarte con múltiples impactos de bala.

Según la versión de la viuda, no pudo reconocer a ninguno de los asesinos.

La Policía llegó al lugar para iniciar las investigaciones del caso, aunque hasta ahora sigue sin brindar mayores detalles sobre el avance investigativo.

 

...

Notas Relacionadas