Omar Obregón, “El Mago” de La Trinidad

Omar Obregón, quien nació el 18 de abril de 1994, actualmente milita en Clase A con el equipo Roma.

Omar Obregón junto a su papá Omar Obregón tras recibir el trofeo por estar en la Lista de los 10 Mejores Atletas del 2015 elegidos por la Asociación de Cronistas Deportivos de Nicaragua. La premiación fue este año en Managua. Foto: Rosa Membreño
Omar Obregón junto a su papá Omar Obregón tras recibir el trofeo por estar en la Lista de los 10 Mejores Atletas del 2015 elegidos por la Asociación de Cronistas Deportivos de Nicaragua. Foto: Rosa Membreño

HOY

Fue a los 10 años, cuando Omar Alberto Obregón Obregón, de La Trinidad, Estelí, decidió jugar beisbol, una disciplina que lo tiene trabajando todos los días, en aras de concretar su sueño de llegar a Grandes Ligas, desde que fue firmado por la Organización Bravos de Atlanta en el 2011.

Obregón, a quien el periodista triniteño Joel “El Diablito” Espinoza bautizó como “El Mago” Obregón, debido a su habilidad en las paradas cortas, es un joven que dejó el futbol inspirado por el amor al beisbol de parte de su papá, Omar Obregón, quien a través de sus trabajos: hornero de pan y vigilante de seguridad, lo ha sacado adelante en la vida.

“Somos de escasos recursos, ahora hemos ido mejorando económicamente, pero recuerdo entrenaba con tenis o zapatillas, y le agradezco siempre a mi papá que me ayudó en todo lo que pudo, estoy orgulloso de él y agradecido con Dios”, dice con su amplia sonrisa Obregón, quien el próximo 18 de abril cumplirá 22 años.

Obregón, quien es un bateador ambidextro, dio sus primeros pasos en el beisbol gracias a Julián Cruz, conocido como “El Águila” en la “Ciudad del Pan”, como se le conoce a La Trinidad, del departamento de Estelí, por ser esa, su principal actividad comercial.

UNA DE CAL Y OTRA DE ARENA

Y el tiempo siguió y Obregón, quien también fue parte de la famosa Academia La Trinidad, de Amílcar Mairena, como pelotero juvenil, recuerda que fue en el 2011 cuando debutó en el Campeonato Nacional de Beisbol Superior con Estelí, y los sentimientos fueron encontrados.

“Fue en ese mismo año que Estelí se coronó campeón, pero yo no pude terminar debido a que en julio de ese año los Bravos de Atlanta me firmaron, con mucho pesar no pude seguir jugando pero los fui a ver coronarse, me siento como un campeón también”, agrega Omar, quien actualmente se encuentra en Orlando, Florida, preparándose para la temporada de Ligas Menores que se avecina.

DIFÍCIL ADAPTARSE

El tiempo de luchar por su futuro llegó para Obregón, quien admite que el separarse de su familia ha sido bien difícil.

“La gente no creía (que) me podían firmar, y eso me motivaba a trabajar más. Creo que ese es el mejor regalo que les he podido dar a mis padres. El primer año que me separé de mis padres fue difícil pero siempre le pedí fuerzas a Dios, pero gracias a él estuve en comunicación con mi papá”, dice el joven, que milita actualmente en Clase A.

EN LA PROFESIONAL

Pese a su firma, a Obregón se le ha visto jugar en Nicaragua en la Liga de Beisbol Profesional Nacional (LBPN).

Primero en el 2012, con el conjunto Oriental de Granada, que solo lo usaban para correr bases, y en el 2015 con el conjunto Gigantes de Rivas, que se coronó campeón.

“Me siento alegre de haber podido jugar en la Liga Profesional, mucha gente no creía en mí, pero creo que demostré un poco mis habilidades, con el guante, aunque estoy consciente que debo trabajar mucho en el bateo. Trabajar con Germán Mesa, uno de los grandes campo cortos de Cuba, fue un privilegio, me aconsejaron siguiera trabajando y que no me desanimara”, contó el joven norteño.

UN DURO GOLPE

A Omar se le ve sonreír, hablar con serenidad, a veces con timidez, pero ante todo con sinceridad, pese a no haber disfrutado su niñez junto a sus padres.

“Tenía 8 años cuando mis padres se separaron, no sé por qué. Recuerdo cuando era el Día de las Madres, yo preparaba una cartita pero no sabía a quién dársela. Fue duro para mí. Mi mamá se fue a Costa Rica y mi papá se casó de nuevo y se dedicó a cuidarnos”, confesó “El Mago” Obregón, quien estudió un año en la Universidad UNI-Estelí, la carrera de Agroindustria.

Para Omar Obregón, papá de “El Mago”, no le ha sido extraño hasta dónde ha llegado su hijo.

TALENTO NATO

“Desde que era un niño Omar siempre sobresalió con su guante, por eso le dicen “El Mago”. Yo le doy gracias a Dios por permitirme ver a mi hijo”, dice emocionado Omar Obregón padre.

Para Obregón padre, su hijo llegará a Grandes Ligas. “Confío en Dios, solo él sabe qué va a suceder, y confío en el talento de mi hijo, me siento muy orgulloso de él”, finaliza don Omar, quien todos los días se alista para cumplir con sus turnos en una panadería, para luego irse a su trabajo de portero, y así llevar como Dios manda el pan a su hogar.

Actualmente, Obregón se encuentra en Orlando preparándose de cara a una temporada más en Ligas Menores, tras su participación por vez primera en el Preclásico Mundial de Beisbol, que se llevó a cabo en marzo reciente en Mexicali, Baja California, y en donde el prospecto pinolero vio poca acción, tras verse afectado por un golpe en uno de sus pies, pero ya está recuperado.

EN CLASE A

Omar Obregón, quien nació el 18 de abril de 1994, actualmente milita en Clase A con el equipo Roma. En el 2015, Obregón registró 121 hits, 11 dobles, cuatro triples, empujó 51 carreras, anotó 52 carreras, negoció 38 boletos, se ponchó 58 veces, se robó 31 bases mientras era atrapado en 19 ocasiones, tuvo un promedio de .274 en 441 turnos al bate.

Omar Obregón durante su preparación en Ligas Menores. Cortesía Omar Obregón
Omar Obregón durante su preparación en Ligas Menores. Cortesía Omar Obregón

 

Omar Obregón fue firmado en el 2011 por los Bravos de Atlanta. Foto Cortesía Omar Obregón
Actualmente, el pinolero Omar Obregón milita en Clase A, Ligas Menores, con el equipo Roma. Foto Cortesía Omar Obregón

 

Actualmente, el nicaragüense Omar Obregón milita en Clase A. Foto Cortesía Omar Obregón
El nicaragüense Omar Obregón fue firmado en el 2011 por los Bravos de Atlanta. Foto Cortesía Omar Obregón

 

El periodista Joel Espinoza (derecha), fue quien bautizó al pinolero Omar Obregón como "El Mago", por su habilidad en el guante. Foto: Rosa Membreño
El periodista Joel Espinoza (derecha), fue quien bautizó al pinolero Omar Obregón como “El Mago”, por su habilidad con el guante. Foto: Rosa Membreño

...

Notas Relacionadas