CIJ le da la razón de nuevo a Nicaragua en litigios contra Colombia

Jueces señalan que es "admisible" y competente para el nuevo juicio en La Haya.

La CIJ rechazó este jueves las objeciones presentadas por Colombia y se declaró competente para juzgar las dos demandas que Nicaragua interpuso. AP

La CIJ rechazó este jueves las objeciones presentadas por Colombia y se declaró competente para juzgar las dos demandas que Nicaragua interpuso. AP

La CIJ rechazó este jueves las objeciones presentadas por Colombia y se declaró competente para juzgar las dos demandas que Nicaragua interpuso. AP
La CIJ rechazó este jueves las objeciones presentadas por Colombia y se declaró competente para juzgar las dos demandas que Nicaragua interpuso. HOY/AP

Managua y La Haya

HOY/ ACAN-EFE

Colombia debe reflexionar sobre su anunciado retiro ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para tratar el litigio marítimo con Nicaragua, opinaron ayer dos expertos nicaragüenses en la materia.

La conducta que debe adoptar Colombia “es de reflexión”, indicó el jurista internacional y rector de la Universidad American College de Managua, Mauricio Herdocia.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, anunció ayer el retiro de Colombia de la CIJ por considerar que ese tribunal incurrió en “contradicciones” en los fallos emitidos este mismo día en La Haya.

La CIJ rechazó este jueves las objeciones presentadas por Colombia y se declaró competente para juzgar las dos demandas que Nicaragua interpuso en 2013 contra el país andino por el contencioso limítrofe en el mar Caribe.

Según Herdocia, ninguna nación puede retirarse del orden jurídico internacional. “Nadie puede comenzar a aplicar sus propios principios y a inventar sus propias normas de conductas, si no la comunidad internacional sería un caos. Los países poderosos doblegarían a los débiles y tendríamos que someternos a los poderosos porque no habría una norma superior”, razonó.

El también experto en Derecho Internacional, Manuel Madriz, consideró que Colombia debe comparecer ante la CIJ para plantear sus puntos, de lo contrario, si no se presenta, igual tendrá que asumir y acatar el fallo que se dicte sobre las dos demandas de Managua.

“En este momento Colombia perfectamente se puede retirar si quiere, pero, primero tiene un costo político importante; segundo, el fallo de la Corte la obliga como si estuviera; o sea, no hay limitantes, que porque ella se retira no va a afectar el fallo”, explicó.

Por tanto, a su juicio, lo que más le conviene a Colombia es seguir en el proceso para tratar de plantear sus puntos y a su vez buscar un diálogo con Nicaragua sobre la aplicación del fallo del 19 de noviembre de 2012.
Ese año los jueces dejaron bajo soberanía colombiana siete cayos del archipiélago de San Andrés, y a Nicaragua le otorgaron una franja marina en esa zona, que Colombia calcula en unos 75,000 kilómetros cuadrados y, el país centroamericano, en más de 90,000.

Contentos  

El Gobierno de Nicaragua celebró que la CIJ haya rechazado las objeciones de Colombia y se declarara competente para juzgar las dos demandas que Managua interpuso en 2013 contra el país andino por un litigio marítimo.

...

Notas Relacionadas