Las escuelas de samba aceleran el ritmo del carnaval de Río

Brasil, un país que desde el pasado viernes se entrega en cuerpo y alma a esta gran fiesta.

HOY/ EFE

Las escuelas de samba de Río de Janeiro aceleraron esta madrugada el ritmo ya de por sí frenético del carnaval de Brasil, un país que desde el pasado viernes se entrega en cuerpo y alma a esta fiesta.

Los músicos y los bailarines fastuosamente disfrazados, las reinas del carnaval y las llamativas carrozas desfilaron por 720 metros de sambódromo en una nueva exhibición del que es considerado como el mayor espectáculo del mundo al aire libre.

Las escuelas de samba Beija-Flor de Nilópolis y Unidos da Tijuca, que reúnen el mayor número de galardones de la última década, volvieron a hacer alarde de su majestuosidad y derrocharon poderío durante su aparición.

También pasaron por el coliseo de la samba el grupo Viradouro, que rindió tributo a las raíces africanas de Brasil, y Unio da Ilha, que abordó la próxima celebración de los Juegos Olímpicos de Río.

El grupo Grande Río ensalzó la figura del “rey” Pelé, mientras que Mocidade rescató de la historia la locura de Don Quijote de la Mancha y la hizo protagonista del carnaval.

La alegría, el sudor y la samba también dictaron el carnaval en Recife y Olinda, ciudades del estado de Pernambuco, una región en el noreste de Brasil que este año ha tenido que compaginar la fiesta con los cuidados para evitar la propagación del virus del Zika.

Olinda soltó sus tradicionales muñecos gigantes, que congregaron a decenas de miles de personas por la mañana en las calles estrechas, empinadas y empedradas de esta ciudad de arquitectura colonial.

Los muñecos gigantes, cargados a hombros por bailarines, representaban a cantantes y famosos, entre ellos el fallecido David Bowie, al que Sao Paulo le regalará mañana un nuevo homenaje en forma de “bloco”.

carnaval brasil 5

 

...

Notas Relacionadas