Alzas por escasez para la cebolla y el repollo

Escasez de cebolla amarilla y repollo incrementan sus costos esta semana

IMG_4832
El precio de la cebolla amarilla puede bajar con la entrada de la cebolla extranjera. Los resultados se verán a partir del 20 de febrero. HOY / Dorling López

Autor: Dorling López

HOY

En los populosos centros de compras los productos perecederos mantienen sus costos a excepción de la cebolla amarilla que esta semana volvió a presentar una alza. Los consumidores deberán pagar entre 27 y 30 córdobas por la libra de este dorado producto.

“Tenemos escasez porque las lluvias de noviembre dañaron la producción de cebolla nacional”, señala David López, secretario de la Asociación de Vegetaleros de Nicaragua (Asoven).

Según el joven importador, ante el incremento del producto ellos hablaron con las autoridades del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (Mific), para que permitieran las importaciones.

“Nos dieron la autorización, pero es un permiso a medias porque solo podemos importar veinte mil quintales cuando la demanda de cebolla amarilla es de cincuenta mil quintales mensuales. Quizás esta normativa es para proteger al productor, pero no ayuda tanto a los consumidores”, comparte López.

Con los permisos que otorgó el Mific, ya se solicitaron los pedidos a Estados Unidos y Holanda, quienes ofrecían mejores precios y calidad. A partir del 20 de febrero se esperan que los precios de este producto mejoren.

Desde ayer los mayoristas están dando el quintal de cebolla amarilla a 2,400 y 2,600 córdobas. Por lo que los comerciantes que venden al detalle ya están dando la cebolla de 27 a 30 córdobas la libra para los consumidores.

Otro producto que incrementó esta semana fue el repollo, que pasó de valer 15 córdobas para alcanzar los 25 córdobas y en algunos tramos, hasta en 30 córdobas el de mayor tamaño.

Los frijoles son el respiro de la población. Esta semana la libra del frijol rojo se comercializa a 13 córdobas y la del frijol chile a 12 córdobas, y los negros no se dejan ni ver en los tramos.

 

Demanda escolar

En el último fin de semana de las vacaciones escolares, los mercados estuvieron abarrotados por padres de familia que terminaban de completar la lista de los útiles del colegio. Algunos compradores llegaron con toda la prole, para que los chavalos se dieran gusto escogiendo los materiales que los acompañarán en su regreso a clases.

En el Mercado Mayoreo, los comerciantes de productos perecederos y granos básicos se quejaban de haber tenido un pésimo domingo.

“El mercado está lleno, pero de gente que anda comprando útiles escolares. Hoy tocará cerrar el tramo al mediodía porque no estamos haciendo nada”, comenta Waleska Mairena, comerciante de verduras del Mayoreo.

Al lado del sector de la terminal del Mayoreo, la oferta escolar no le daba tregua a los clientes. Ahí el mejor pregón y los precios más favorables enamoraban a los compradores. “Este fin de semana estuvo mejor que el anterior, a pesar de que tuvimos la Feria Escolar con números culturales”, señala Óscar González, comerciantes de ropa.

En el sector de la terminal, los uniformes estaban vendiéndose como “pan caliente”. Los clientes encontraban las camisas blancas entre 90 y 120 córdobas, el pantalón azul entre 180 y 220 córdobas, las faldas a 130 y 140 córdobas. En el calzado el producto nacional fue el que más se vendió.

Los comerciantes del Mercado Oriental y Mayoreo indican que el fin de semana previo a la entrada a clases les dejó mejores ganancias que las del año pasado.

...

Notas Relacionadas