¿Qué lleva a los hombres a ser infiel?

Estás pueden ser las razones

 

621x470_556c66d5ba379564418b4567-1433167574204

HOY

El amor es el resultado de emociones fuertes y placenteras, del apego, de pensamientos e imágenes que completan el imaginario vincular.

La sociedad y la cultura modelan la relación de pareja, de tal forma que siempre existirá un contexto mayor que impone normas (“esto se puede, esto no se puede”) informa el diario El Clarín.

Pero, más allá de las pautas que se internalizan, los vínculos amorosos son uniones de dos personas (por lo menos en estos lares de Occidente), cada uno con su historia, sus deseos, sus expectativas y, por qué no, su capacidad para sostener (o transgredir) una de las reglas principales del amor romántico: la fidelidad.

La ciencia se ufana en haber encontrado en los genes algunos indicios de la conducta infiel. Sin embargo, los resultados no la explican, aunque dan algunas pistas para entender la intención del “tramposo”.

Las razones más frecuentes

1. Es un mentiroso: nunca ha intentado ser monógamo, a pesar de haber hecho votos para ello. Jamás ha entendido que hacer un voto de fidelidad es un sacrificio que se hace por la persona amada. Los hombres así, ven la monogamia como algo que se podría trabajar, no como una determinación.

2. Es inseguro: al explorar sus sentimientos se descubre que se siente muy viejo, muy joven, gordo, demasiado flaco, pobre o tonto. Por eso, usan la infidelidad como una manera de sentirse mejor consigo mismos y ‘suficientes’.

3. Es inmaduro: piensa que sus acciones no le hacen daño a alguien y que los demás no sienten cuando algo está pasando.

4. Está emocionalmente afectado: posiblemente vivió experiencias traumática, como maltrato o abuso y no están dispuestos a tener un compromiso. Puede que tener relaciones con varias personas a la vez sea un escape de su dolor emocional.

5. Tiene expectativas irracionales: cree que su pareja debe estar disponible para la actividad sexual 24/7/365. Es una persona egocéntrica que no piensa en su pareja y en las otras áreas de la vida que merecen atención como el trabajo, la casa y los niños.

6. Está aburrido: su cotidianidad no lo llena de interés, o está cansado y agotado, por eso desea que algo ‘especial’ suceda y eso lo lleva a ver pornografía, frecuentar prostitutas o tener aventuras. O quizás, quiere mayor atención de su pareja y cree que un periodo de alejamiento ayudará.

7. Está confundido sobre el amor: cree que en la pareja siempre tiene que existir ese amor pasional y visceral del comienzo, pero desconoce que se va convirtiendo en sentimientos  de honestidad, compromiso, de intimidad emocional a término largo.

8. Es adicto: probablemente es una persona dependiente al alcohol o las drogas que usa el sexo para escapar a sus emociones problemáticas y disociarse de sus problemas sicológicos.

9. Quiere terminar: es probable que use estas aventuras para terminar la relación con su pareja estable, porque no puede decir directamente que no quiere estar con ella. O es una de esas personas que no puede estar solo, entonces busca un ‘reemplazo’, cuando ve que su relación actual está por terminar.

10. No mantuvo su círculo de amigos: esta persona pudo cerrarse a un grupo de amigos y de vida social personal, así que cuando su pareja está ocupada, cosa que no le gusta porque debería estar disponible de tiempo completo, busca una aventura para ocuparse también.

 

...

Notas Relacionadas