El sexo y la circuncisión

La circuncisión, es una práctica quirúrgica que puede cambiar la vida del hombre

Relaciones sexuales

Por qué algunas veces pueden ser dolorosas las relaciones sexuales. Archivo del Periódico HOY

 

 

sexo1

Con unos besos intensos, unos cuantos roces de caderas y toqueteo de manos el hombre puede empezar a sentir chinita su piel, esto es parte de la excitación que sus zonas erógenas presentan y es que el sexo masculino es el más sensible y explosivo ante la presencia femenina.

Su órgano sexual de inmediato dará una respuesta al estímulo, aunque en otros casos este proceso durará un poco más, debido a la escasa sensibilidad que su pene pueda tener.

Una de las razones por las que los hombres pueden disminuir su sensibilidad es por la circuncisión lo que unos consideran una mutilación, otros dicen que es una práctica totalmente aceptable y beneficiosa desde el punto de vista médico.

Esta remonta sus orígenes desde la civilización judía, quienes la guardan como un pacto hecho miles de años atrás ante Dios, y eso está claramente explicado en la Biblia.

Dios se le presenta en una oportunidad a Abraham diciendo “este es mi pacto, que guardaréis entre mí y vosotros y tu descendencia después de ti: todo varón de entre vosotros será circuncidado. Circuncidaréis la carne de vuestro prepucio y será por señal del pacto entre mí y vosotros”, se lee en el Génesis 4.17.

La cirugía

sexo2

Según Silvio Quintanilla, urólogo, la circuncisión es la práctica más antigua de la humanidad que consiste en remover el prepucio, que es la piel que recubre el glande o cabeza del pene, y dejar el miembro al descubierto.

“El glande es la parte más sensible del pene ya que en este se encuentran las terminaciones nerviosas, con la circuncisión esas terminaciones nerviosas quedan al descubierto”, explica Quintanilla.

En la mayoría de los casos la circuncisión se hace por convicciones culturales o religiosas, aunque cada vez más se produce por prescripción médica y se lleva a cabo cuando el hombre tan solo tiene unos días de edad.

Sensaciones

Lo que mucha gente desconoce es el efecto sexual de la circuncisión. No es que impida disfrutar del sexo, pero sí cambia la mecánica del pene y remueve una alta concentración de terminaciones nerviosas que están en la punta del prepucio.

“Las zonas erógenas durante las relaciones sexuales después de una circuncisión no se activan tan fácilmente, el glande, por ejemplo presenta mayor dilatación para exitarse, entonces la sensación de orgasmo que tiene va a ser diferente”, detalla Quintanilla.

Pacientes

De acuerdo con Quintanilla no todos los hombres requieren someterse a esta cirugía, aunque en algunos países se aplica en los bebés desde edades tempranas.

“Si el hombre tiene dolor al masturbarse o al penetrar y presenta secreción excesiva o inflamación en la cabeza del pene puede que esté sufriendo de algún tipo de infección o patología por lo que es necesario que se someta a la cirugía”, aclara el especialista.

Estos hombres requerirán más estimulación para alcanzar el orgasmo por lo tanto el acto sexual se prolongará esto puede ser gustoso o incómodo para la pareja dependiendo del tiempo en que estaban acostumbrados a terminar.

“Entre más pequeño el hombre se someta a la circuncisión será mejor para él, ya que se acostumbrará a penetrar a su pareja y esta se acostumbrará a la forma del pene”, finaliza el urólogo.

 

 

 

Un comentario en “El sexo y la circuncisión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas