Fallecidos por incendio en club podrían aumentar

Hasta el momento se contabilizan 29 personas muertas

EFE

El número de muertos en el incendio en una discoteca de Bucarest se elevó hoy a 29, después del fallecimiento de dos heridos en el hospital, informó el secretario de Estado de Interior rumano, Raed Arafat.

“Otras dos víctimas del incendio del club Colectiv de la capital han muerto este domingo: una en el hospital para quemaduras y la otra en el hospital Bagdasar, por lo que la cifra de muertos asciende a 29”, declaró Arafat.

El responsable del servicio de emergencias del país balcánico precisó que aún hay 140 personas hospitalizadas, de las cuales más de una treintena se encuentran en estado crítico, por lo que las autoridades no descartan que pueda aumentar el número de muertes.

Todos los fallecidos han sido identificados, pero no todos los heridos.

El presidente de Rumanía, Klaus Iohannis, apuntó ayer al incumplimiento de las normas de seguridad como causa del incendio.

“Se ignoraron normas simples de seguridad”, señaló Iohannis, quien se mostró consternado ante el trágico acontecimiento.

En una sesión extraordinaria, el Ejecutivo rumano declaró el sábado tres días de luto oficial y encomendó al fiscal del Estado que se persone en las investigaciones del siniestro.

Según explicaron a Efe dos testigos de la tragedia, un pequeño artefacto pirotécnico, que se suele utilizar con frecuencia en las celebraciones de cumpleaños en los bares en Rumanía, soltó chispas que provocaron que un pilar que se hallaba a un metro de distancia comenzara a arder.

Pocos segundos después, las llamas ascendieron hasta el techo, lo que causó el pánico entre los 400 asistentes en el club y una estampida que se llevó por delante a mucha gente.

Los hechos

La investigación sobre el mortal incendio en una discoteca de Bucarest continuaba este domingo en un ambiente de indignación, en el que la prensa acusaba a los propietarios del local y a las autoridades de “irresponsabilidad”.

La Fiscalía General debe escuchar a los tres accionistas del club Colectiv, la discoteca instalada en una antigua fábrica de zapatos en el centro de la capital rumana en la que tuvo lugar la tragedia.

Según varios testimonios, la mayoría de las víctimas se intoxicaron por el espeso humo que invadió el local, antes de ser alcanzados por las llamas.

“Para poder salir, tuve que pisar los cuerpos de los que yacían inconscientes delante de la única puerta abierta”, narró uno de los supervivientes.

Ante este drama, el más grave en Bucarest en décadas, se extendió por toda Rumanía una ola de solidaridad.

EFE1

Cientos de personas corrieron a los centros de transfusión de la capital y de otras grandes ciudades para donar su sangre.

En internet se multiplicaron las muestras de solidaridad con las familias de las víctimas, y varios artistas anunciaron su intención de entregarles los ingresos de sus futuros conciertos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas