Apoyo a acusados

Familiares y amigos piden la libertad de señalados de hurto de joyas a diputado

 

 

HOY

 

En apoyo a tres personas que están siendo acusadas por un hurto al diputado suplente sandinista, Jasser Martínez, se presentaron ayer hasta los Juzgados de Managua, familiares, amigos y feligreses de la Iglesia católica de La Concepción, quienes a gritos y con pancartas aseguraron que los procesados son inocentes y hasta pidieron la libertad de estos.

 

El grupo de personas se apostó frente al portón principal del Complejo Judicial Central Managua, desde las 8:00 de la mañana de ayer y permanecieron por más de cuatro horas hasta que finalizó la audiencia inicial contra los acusados: María García López, de 23 años; José Alfredo Calero López, de 23, y Sabino Marvin García Pavón, de 52.

 

A pesar del esfuerzo de los manifestantes por lograr la libertad de los acusados, el juez Décimo Distrito Penal de Audiencia, Carlos Solís, ayer resolvió mantenerles la prisión preventiva y los envió a juicio para el próximo 18 de agosto a las 8:30 a.m.

 

No hay pruebas

La abogada Karla Patricia Martínez, defensa de los tres procesados, dijo que los actos investigativos de la Policía no son claros y la Fiscalía tampoco ha presentado esas diligencias.

 

Martínez señaló que no hay dictámenes de criminalística en torno a las huellas dactilares.

 

“No hay técnica canina que venga a corroborar que mis representados (acusados) cometieron algún hurto. En su debido momento procesal demostraremos que son inocentes”, aseguró la defensa, quien manifestó que tampoco hay actas de reconocimientos, ni fotográficos.

 

Los hechos

 

Pero la Fiscalía alega lo contrario ya que señala que existe un testigo que ubica a los tres acusados en la escena del supuesto hurto ocurrido el pasado 30 de junio a eso de las 11:30 a.m. en la casa de Jasser Martínez, ubicada en residencial Ermitas de Esquipulas, kilómetro 11 carretera a Masaya.

 

La Fiscalía señala que la acusada María García, quien laboraba como asistente del hogar en la casa de la víctima, sacó del baúl: un reloj color verde con brazalete de acero de fabricación suiza, valorado en 8 mil 500 dólares; una cadena martillada de metal oro de 18 quilates, valorada en 15 mil dólares y una pulsera de metal amarillo de 18 quilates, valorada en 4 mil dólares.

 

María supuestamente guardó las joyas en una bolsa blanca y salió al portón principal de la casa, donde José Calero las tomó y se subió a una moto que era conducida por Sabino García (padre de María), detalla la acusación fiscal.

 

 

 

 

Un comentario en “Apoyo a acusados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas