Se fue a manjol

Joven no vidente podría tener su columna quebrada

 

 

HOY/ Carazo

 

Eran las 6:20 de la mañana del lunes cuando el no vidente Beymar Eugenio Ortiz Espinoza, salió de su casa en la tercera etapa del barrio Alfonso Pascual, en el municipio de Dolores, Carazo; y el joven pretendía cruzar la carretera Panamericana, pero un gran manjol se cruzó en su camino y ahora se encuentra gravemente lesionado.

 

El hecho ocurrió casi al frente del estadio municipal de beisbol en Dolores.

 

Ortiz llevaba una mochila cargada de ropa que tenía que ir a lavar a una finca, donde le darían la oportunidad de utilizar el lavadero, pero no había avanzado ni una cuadra, cuando de repente un ciudadano le gritó: “¡Hay un hoyo!”, pero ya era muy tarde.

 

Beymar, de 28 años, quien es conocido como “La Pantera Rasta”, comentó que cuando se fue en el hoyo de aproximadamente dos metros ochenta de profundidad, estaba lleno de agua y que nadie lo quería auxiliar.

 

“Cuando me estaba ahogando ahí adentro, yo ya no tenía fuerzas para moverme, pero me llené de mucho valor y con la ayuda de algunas personas que se encontraban arriba diciéndome que me sujetara de unas escaleras, es que logré salir”, dijo Ortiz.

 

Una vez estando fuera del manjol, quiso ponerse de pie, pero fue imposible porque las piernas no le respondieron, cayó al suelo boca abajo y gracias a un ciudadano que pasaba por el lugar, lo subió en su camioneta, llevándolo hasta un centro asistencial.

 

LA COLUMNA

 

Producto de esa caída, Beymar se encuentra actualmente hospitalizado en la sala de varones del hospital regional Santiago de Jinotepe. Las últimas dos vértebras lumbares, las tiene inflamadas, aunque se presume que su columna esté quebrada.

 

En parte de sus piernas, así como en la cabeza, presenta excoriaciones.

 

Este ciudadano que ha sido muy popular en la zona de Carazo, por su independencia, es universitario, músico, masajista y artesano.

 

Al hospital se hicieron presentes autoridades de la Alcaldía de Dolores, en muestra de apoyo a este personaje, también se conoció el respaldo de la Organización de Ciegos de Nicaragua Maricela Toledo.

 

Beymar este sábado iba empezar a viajar a Managua para estudiar inglés, mediante una beca que se había ganado, pero teme perderla porque algunos médicos le han expresado que posiblemente quede en silla de ruedas.

 

“Yo le solicito apoyo a toda la sociedad de buen corazón para poder seguir adelante, nunca me he dedicado a pedir, soy una persona ciega e independiente. Trabajo desde el 2008 en el mercado municipal de Jinotepe, además presento problemas renales que producto de ello me he visto obligado a dejar lo que antes hacía”, expresó.

 

Con urgencia él necesita pañales desechables, una silla de ruedas y aunque por el momento no camine, un bastón.

 

...

Notas Relacionadas