Relato calculador

Nahum Isaí Bravo Torres, sorprendió ayer en el juicio al admitir ser el autor del triple crimen ocurrido en el barrio Los Ángeles de Managua

HOY

 

Nahum Isaí Bravo Torres, sorprendió ayer en el juicio al admitir ser el autor del triple crimen ocurrido en el barrio Los Ángeles de Managua.

 

Durante más de meda hora, con la voz fuerte, seguro de lo que hablaba y sin derramar una sola lágrima durante su confesión, narró todo lo sucedido antes, durante y después del crimen.

 

presentó al asesino

 

Según Nahum Bravo, el mediodía del 24 marzo del presente año, sostuvo un encuentro con Jairo José Duarte Centeno, y le propuso que mataran a su papá, madrastra y a su media hermana, Jairo aceptó la propuesta.

 

Ese día, en la noche, lo llevó a la casa de su padre ubicada en el barrio Los Ángeles.

 

Al día siguiente, el jueves 26 de marzo, don Santos Bravo, se fue a comprar unas cuajadas a Bolonia abordo de una motocicleta.

 

“Yo le dije a Jairo que llegara a la casa que yo le iba a presentar a mi hermana (Lucía)”, relató Nahum.

 

Y así fue, Jairo llegó a la casa y se lo presentó como su primo.

 

“Bueno llega, entra él a la casa, , se lo presenté a mi hermana, y pasó , ella (Lucía), viene, se levanta, le dijo a él que si quería una galleta, él le respondió que está bien”, relató Nahum.

 

En lo que Lucía se dirige hacia la cocina, llevó un par de galletas, una para ella y otra para Jairo.

 

“Entonces en lo que viene, yo la agarro y le echo el popo, ella comienza a pegar gritos, yo le tapo la boca con mi mano derecha, ella procede a morderme el dedo de la mano, entonces viene él (Jairo), fue a la mesa, no fue en la cocina, ahí estaba una navaja, porque mi papá compraba naranjas y se ponía a pelar naranjas para chuparlas. Él (Jairo), vino con la navaja, me la quitó porque yo estaba forsejeando con mi hermana, luego este procedio a limpiar la sangre con una mecha de lampazo”, añade Nahum.

 

El cuerpo de Lucía quedó escondido cerca del televisor.

 

santos fue amarrado vivo

 

“Luego a las cuatro y media o cuatro y cuarenta y cinco, se acerca mi papá y procede a entrar a la casa, parquea la moto y se va hacia donde mi, y me dice aquí están las cuajadas anda guardalas, entonces yo no procedo a guardar las cuajadas, yo me quedo ahí, como en el forsejeo mi ropa manchó de sangre, yo me fui a cambiar de pantalón y me puse la bata para cambiar aceite, Entonces mi papá me preguntó si había un cambio de aceite, yo le dije que si, “estamos cambiando aciete”. Pero era para tapar la sangre que estaba en mi camiseta”, aseguró Nahum.

 

¿Dónde está Lucía?, preguntó don Santos.

 

“Yo le dije que salió a Ciudad Jardín, que el teléfono lo fue a componer y que estaba malo”, le respondió Nahum.

 

El despiadado hijo, dijo que al parecer su padre no creyó y se fue al lado de la cocina, hacia la calle, donde queda la fosa, en eso regresó , pero don (Santos, , pasó a la par dónde estaba su hermana fallecida.

 

“ Procedo a agarrarlo con mi mano derecha, le echo el popo y en eso viene Jairo, y le pega un batazo, pero no le da a él sino que me da a mi en el codo. Luego vuelve a proceder, y me vuelve a dar en el lomo de la mano derecha, pero el tercer batazo, se lo logra dar en la cabeza a mi papá”, dice Nahum.

 

“Mi papá no estaba muerto porque solo un batazo le pegó él, yo no dejé que le siguiera pegando. Luego procedió a ponerle bridas en los pies, bridas en las manos, y bridas en el cuello para que muriera asfixiado, y una toalla roja encima, para que mi papá no viera quién estaba en la casa..

 

ROSIBEL PIDIÓ PERDÓN

 

Nahum aseguró que cuando llegó su madrastra, forsejeó con ella forsejea, ella se cayó y Jairo que estaba escondido y la golpea, le vuelve a dar otra vez en el mismo brazo y luego procedió a golpearla otra vez.

 

“Y mi madrastra vino y me confesó antes de morir y me dijo: “Nahum perdoname, por todo lo malo que les he hecho a ustedes, todo lo malo que le hecho a tu papá, a tu mamá, no fui una buena persona para vos, porque siempre le di maltrato”, relató.

 

“Yo me sentí mal, entonces el muchacho Jairo, procedió a golpearla otra vez, hasta dañarle, desbaratarle la cabeza”, añadió.

 

Después de eso Nahum aseguró que no soportó el hedor de la sangre de los tres cuerpos y se salió mientras Jairo limpiaba los sesos.

 

“A toda mi familia yo la mantuve engañada”, dijo Nahum durante el juicio.

 

Después que Nahum Mató a su padre, madrastra y hermana, fue a una farmacia porque sentía ganas de vomitar y tenía nervios.

 

La Fiscalía pidió para Nahum Bravo, la pena de 87 años de cárcel por los parricidios de su padre y hermana y el asesinato de su madrastra, y siete años por el robo agravado. La defensa pidió 72 años. El juicio contra Orquídea Orozco, Erick Blandón y Gabriel Abgulo continúa mañana.

 

...

Notas Relacionadas