Como político, Manny Pacquiao deja bastante que desear

Pacquiao ha sido un ejemplo para los filipinos no solo como boxeador sino también por su altruismo y sus deseos de ayudar a los demás.

 

HOY/ AP

MANILA, Filipinas

Manny Pacquiao ha sido un ejemplo para los filipinos no solo como boxeador sino también por su altruismo y sus deseos de ayudar a los demás. Como político, sin embargo, el diputado Pacquiao deja bastante que desear.

Pacquiao es el filipino que pagó más impuestos en el 2013 y ha compartido su riqueza con los pobres de su provincia de Sarangani, donde es venerado y a la que representa en la Cámara de Diputados.

Gane o pierda ante Floyd Mayweather, se da por descontado que será reelegido para un tercer y último período a menos que decida no postularse para la cámara baja y buscar en cambio una banca en el Senado.Pero mucha gente está desencantada con la gestión de Pacquiao como político.

Lleva seis años en el Congreso y todavía no se ha aprobado un solo proyecto impulsado por él.

El año pasado asistió a solo cuatro sesiones del Congreso.Si bien se ausenta para entrenarse, el profesor de administración pública Próspero de Vera dice que le está negando representación a quienes votaron por él.

“Subestima lo que significa ser diputado”, dijo de Vera, quien ha asesorado a otros legisladores. “Lo alarmante es que no parece preocuparle”.

...

Notas Relacionadas