Sabor somoteño

Luego de Semana Santa mantienen sus ventas

 

Dorling López Rivera
HOY

En todo el país el sabor del norte se siente en las rosquillas de Somoto, este producto a base de maíz es un referente de calidad a lo largo y ancho del territorio. Por esto y más en el mercado Iván Montenegro estas rosquillas son unas de las más consentidas entre los clientes del populoso centro de compras.

Las rosquillas o unas viejitas para que nos acompañen durante el viaje, para dar un presente o simplemente para matar el antojo con café caliente, sea cualquiera de estos los motivos, lo cierto es que este producto tiene gran demanda entre los consumidores y marchantes del mercado de los lácteos.

“Ahorita estamos teniendo ventas regulares, pero sabemos que después de vacaciones hay que comprar el doble de producto porque la gente comienza a buscar las rosquillas en grandes cantidades”, comenta Iván Almendárez.

Famosas

De acuerdo con los comerciantes ellos no se arriesgan a comprar otras rosquillas que no sean las de Somoto.

“Es que la gente ya las trae en mente las rosquillas somoteñas, vienen directamente preguntando por ellas y si no tenemos y le ofrecemos de otras rosquillas difícilmente nos la compran”, comparte Norma Pérez.

La bolsita más pequeña de rosquillas, empanaditas, hojaldras o viejitas cuestan 25 córdobas. En los puestos del mercado también se pueden encontrar hojaldras de mayor tamaño procedentes de Sébaco, estas están a unos 25 pesos las 10.

Los churros de Masaya también tienen gran demanda. La bolsa de 5 libras de este producto cuesta 20 córdobas.

“La venta es buena y sobre todo en la época que la gente viaja. Parece que a los clientes le gusta ir en comiendo rosquillitas para matar el tiempo y no sentir el viaje”, comenta entre risas Sofia Torres.

Combinación

Para los que gustan de acompañar la rosquillas con una buena taza de café, en el mercado puede encontrar café molido desde sesenta hasta noventa córdobas la libra, dependiendo de la calidad del producto.
”Es que las rosquillas somoteñas saben mejor con el café matagalpino”, señala Lucrecia Duarte, quien distribuye el grano de oro molido.

...

Notas Relacionadas