El primer beso

Entre el nerviosismo, la magia y las nuevas sensaciones.

 

 

HOY

 

Para las mujeres por lo general es un momento lleno de magia, nervios e ilusión. Quizás porque así lo aprendieron en los cuentos de hadas. Para los hombres también hay nervios, pero la principal preocupación es hacerlo bien ¿y si no le gusta como beso? se preguntan.

 

Toda esa magia, ilusión y nerviosismo, son naturales pues se trata de una nueva experiencia. Una que por lo general ocurre entre los 12 y los 14 años, aunque claro no existe una regla que indique cuándo y a qué edad se debe dar el primer beso.

 

Según los especialistas generalmente sucede en la infancia, producto de las muestras de cariño que padres se dan delante de sus hijos, lo que provoca que inconscientemente los niños quieran experimentar y den un piquito inocente.

 

“No es una norma que ocurra en la infancia, también irá en dependencia de la forma de ser de la persona y como ha sido criado por sus padres”, explica Maritza Guzmán, psicóloga clínica.

 

Aunque por lo general, la experiencia comienza a buscarse en la preadolescencia, cuando las hormonas están haciendo de las suyas y las atracciones físicas hacia otra persona se vuelven más y más fuertes.

 

Natural

 

Cuando esto ocurra, los padres no deben alarmarse pues es parte de la curiosidad humana. “Los padres deben crear un ambiente de confianza para que en este momento aconsejen a sus hijos”, agrega la psicóloga.

 

Pensar que el primer beso es la antesala de una etapa sexual, en muchos casos es un error y por no saber manejar la situación, los responsables del menor terminan castigándolo con dureza.

 

“Por eso debe existir la confianza, si el niño tiene doce años entonces se le explica que está muy pequeño para hacer eso, que es bueno que sienta algo bonito por esa persona especial y que más adelante habrá tiempo”, indica la psicóloga.

 

La especialista menciona que los padres no deben ser tan severos con sus hijos, pues deben recordar que una vez ellos fueron adolescentes y el beso sirvió para demostrar sentimientos hacia la otra persona.

 

El primer beso tampoco define con qué persona se va a pasar el resto de la vida, ese es otro error que surge en los temores de los padres; además siempre existirán primeros besos cada vez que se conozca a otra persona, esto se da más en la juventud.

 

En los primeros besos de las potenciales parejas, se activan mecanismos inconscientes que actúan para evaluar la compatibilidad con la otra persona.

 

“El primer beso, sea en la infancia o en la juventud, es importante, tiene, en la mayoría de casos, bonitos recuerdos y cuando se está joven define si habrá en un futuro mayor conexión o no”, finaliza la especialista.

 

fuente: http://www.rinconpsicologia.com/

 

 

...

Notas Relacionadas