Frijoles desde un país bíblico

Etiopía, la reina de Saba, Hollywood y una nación que no se compara a los años en que le dedicaron "We are the world"

COMPARACION

Hoy / Redacción web

Nicaragua, El Salvador y Honduras sufren por la escasez de frijoles. En El Salvador han dicho que la cosecha local se fue para Venezuela, vía Nicaragua, para paliar la crisis de alimentos en la nación sudamericana y la única tabla de salvación que han encontrado estos tres vecinos se encuentra localizada en Etiopía, un país ubicado en el continente africano.

¿Y dónde queda Etiopía? se preguntarán algunos, mientras otros dirán ¿cómo puede un país empobrecido ayudar a nuestras naciones? Pero la respuesta está en que la situación de los  91 millones de etíopes ya no es la misma a la de hace 30 años y no tienen como parte de su dieta habitual consumir frijoles, entonces los ocupan para la exportación. mapaetiopia

Repasando páginas de la Biblia, el Corán y de la historia de Etiopía, nos encontramos referencias a ese país africano cuando se habla de la reina de Saba, la misma que cautivó al rey Salomón en citas que encontramos en los libros Reyes y Crónicas.

1 Reyes 10:1
Cuando la reina de Sabá oyó de la fama de Salomón, por causa del nombre del Señor, vino a probarle con preguntas difíciles.

2 Crónicas 9:1

Cuando la reina de Sabá oyó de la fama de Salomón, vino a Jerusalén a probar a Salomón con preguntas difíciles. Ella tenía un séquito muy grande, con camellos cargados de especias y gran cantidad de oro y piedras preciosas. Cuando vino a Salomón, habló con él de todo lo que tenía en su corazón.

En el Corán, libro sagrado de los musulmanes se relata que la reina quedó tan impresionada por la sabiduría y las riquezas de Salomón que se convirtió al monoteísmo, entonando una alabanza al Dios Yahvé; el rey entonces la recompensó con la promesa de otorgarle cualquier cosa que desease. La reina regaló 4,5 toneladas de oro al rey de Israel.

Y con tanta fama, la historia de la reina de Saba y su relación con el rey Salomón no podían pasar desapercibidos por Hollywood que hizo una película interpretada por el célebre actor Yul Brynner y la despampanante Gina Lollobrigida. Salomon Y La Reina De Saba Clasicos Biblicos Region 4 Por Lonkomacul - dvd

EN EL CUERNO AFRICANO

Etiopía es un país que se ubica en el llamado cuerno africano. Su historia es similar a la de los demás países del continente pasando por ocupaciones, revoluciones hasta llegar a lo que es hoy: un país con un gobierno electo por medio de elecciones, siendo su actual presidente, Mulatu Teshome.

Si en los años 80, Etiopía fue símbolo mundial de la pobreza y el hambre, hoy es sinónimo de desarrollo y crecimiento económico. El país que hace casi 30 años inspiró la canción “We are the world”, hoy exhibe las tasas de crecimiento más altas del continente y duplica la media de la región en la última década. Detrás de esto estaría la modernización de su sector agrícola y la escolarización obligatoria.

Según el Banco Mundial (BM) el crecimiento promedio anual del Producto Interno Bruto (PIB) entre 2004 y 2011 fue de 10,6%, mientras que en la Africa Subsahariana fue de un 5,2%, unas cifras que ya las quisiera cualquier país europeo. Esto ha logrado que 2.5 millones de etíopes hayan dejado atrás la pobreza en los últimos cinco años.

El desarrollo experimentado por el país redujo la tasa de la pobreza desde el 38,7% en el período 2004/2005 al 29,6% en el 2010/2011. Los progresos conseguidos por el gobierno de ese país incluyen la tendencia a la baja de la inflación, del 33% en 2011, el 20% en 2012 y al 12% actual.

Esta situación ha impulsado un fuerte crecimiento de la clase media, la cual -asegura el diario francés Le Monde- de ninguna forma “puede compararse con una concepción occidental de la clase media. Por el contrario, aquí el enfoque gira en torno a un espíritu común: la tenaz determinación de luchar contra la pobreza”.

LOS FRIJOLES

Este crecimiento del que fuera conocido como un país con hambruna hace 30 años, ha llevado a un fenómeno que desde Etiopía nos estén llegando frijoles que, según primeros reportes desde El Salvador, son de más rápida cocción que los frijolitos rojos nuestros.

El precio de los frijoles etíopes, cuya importación es de 20 mil toneladas métricas, es de quince córdobas la libra, el rojo local a 32, el chile esteliano a 28 córdobas y el negro a 15. Así que a comer frijoles etíopes.

Y para que recordemos esta canción inspirada en la hambruna que azotaba este país africano hoy en pleno desarrollo y alimentando nuestras limitaciones, les dejamos “We are the world”.

http://youtu.be/Wt4mMe5OGp4

Un comentario en “Frijoles desde un país bíblico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas