Alemania conquista el mundo

Cuarta Copa de los germanos y se convierte en la primera selección europea que roba el botín en el continente americano

 

 

HOY / AP

 La Copa del Mundo más latinoamericana de todas terminó en manos de Europa.

Definida por un juego colectivo aplastante, Alemania se convirtió el domingo en la primera selección europea que conquista un Mundial en continente americano, al superar 1-0 a Argentina en una final que se definió en tiempos suplementarios.

Mario Goetze, quien entró en los últimos minutos del tiempo regular, anotó a los 113 minutos y detonó el festejo entre miles de fanáticos alemanes en el estadio Maracaná.

Fue la cuarta estrella para la camiseta alemana y primera desde aquella final de Italia 1990 que ganó, también 1-0 con un tanto de penal, a la Argentina de Diego Maradona. Cuatro años antes en México, fue el “Pibe de Oro” el que levantó el trofeo al superar 3-2 a los germanos.

De esta manera, Alemania saca ventaja de 2-1 en sus duelos contra Argentina en finales mundialistas y se convierte en el tercer campeón consecutivo de Europa.

Un Mundial que comenzó con la mayor cantidad de selecciones americanas en la historia (10) y que por primera vez metió ocho equipos del continente en segunda ronda, terminó definido con un duelo entre dos titanes del futbol y viejos conocidos.

Lionel Messi no pudo emular la gesta de Maradona, que casi por su cuenta hizo campeona a Argentina hace 28 años. Su genio individual sencillamente no alcanzó para superar a una Alemania en la que el colectivo brilló más que cualquier individualidad.

Messi recibió el Balón de Oro al mejor jugador del campeonato, un triste consuelo para el astro del Barcelona que, a sus 27 años recién cumplidos, seguirá escuchando las eternas comparaciones con Maradona y Pelé, dos leyendas que ganaron mundiales con sus selecciones.

Cuando el partido se acercaba a otra definición desde los 12 pasos, Goetze fusiló al portero Sergio Romero con una volea a pasos del arco, después de dormir con el pecho un centro de Andre Schüerrle.

Ver en la versión impresa las páginas: 10 ,11

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas