Matrimonio invidente le canta a la vida

Con una impresionante voz, una cantante urbana le ha dado la vuelta al mundo interpretando de manera increíble a diferentes artistas.

ciega

 

Guanajuato, México

HOY/ Notus.com

Su nombre es Tere y el de su esposo Adrián, quienes acompañados por la guitarra, cantan a la vida para sacar adelante a su pequeña hija de ocho años.

Yuridia, Ana Gabriel, Mónica Naranjo, Shakira, la Quinta Estación, la Oreja de Van Gogh y muchos más son los artistas que interpretan tanto en la ciudad zapatera, como en la capital del estado. Entre otras canciones destaca irónicamente la de “Ciega y sordomuda” de Shakira.

María Teresa Juárez, es originaria de San Luis Potosí, aunque radica en León, Guanajuato desde hace muchos años,  y Adrián de 28 años quien vive enamorado diciendo que Tere es la primera, la única y la última esposa.

Sus historias

Tere tuvo un accidente a los tres años. Jugando con una cuerda se cayó y se golpeó en la cabeza, por lo que perdió la vista poco a poco. Fue a varias ciudades en busca de alguna solución, pero no tuvo resultados positivos. Con un solo ojo tiene vista parcial, principalmente puede distinguir el color rojo.

La familia de Tere se mudó León, Guanajuato con su mamá, quien laboraba como empleada doméstica. Inició sus estudios ya grande, terminó la primaria en una escuela de capacidades especiales.

José Adrián Ramírez nació en León, Guanajuato. Fue invidente de nacimiento porque su padre “andaba en malos pasos”.

En Guadalajara le hicieron ocho operaciones, recuperó la vista, pero poco a poco la fue perdiendo nuevamente.

Tere comenzó a cantar porque sus amistades comenzaron a impulsarla. Inició con canciones de Juan Gabriel.

Ellos se conocieron a los 17 años en la escuela de capacidades diferentes. La música la empezó Adrián por la necesidad de desarrollar una actividad. Al principio no sabía ni siquiera qué era una guitarra.

Batallaron mucho para cantar en el centro histórico de León debido a los permisos correspondientes, por lo que decidieron ir a cantar al centro de Guanajuato. En un día “buenísimo” se ganan arriba de ochocientos pesos.

Su niña tiene ocho años y le dice a sus compañeros en la escuela “mi mamá canta bien bonito, y la quiere mucha gente”.

...

Notas Relacionadas