PIERCING MERCADEROS

Mentalmente la joven está preparada para lo que muchos llamarían ‘vagancia’. Sabe que los nervios podrían hacerle una mala jugada en el momento menos indicado.

PIERCING MERCADEROS

 

 

HOY

 

 

Mentalmente la joven está preparada para lo que muchos llamarían ‘vagancia’. Sabe que los nervios podrían hacerle una mala jugada en el momento menos indicado.

 

De repente una gran aguja perfora su ombligo y el dolor junto con la emoción invaden sus sentidos. Finalmente cuando observa cómo le ha quedado el piercing, sonríe y piensa que fue más sencillo de lo que esperaba.

 

Las perforaciones o piercing en distintas partes del cuerpo son una práctica que se está volviendo muy común en el Mercado Iván Montenegro.

 

Varios chavalos y chavalas entre las edades de 15 y 25 años visitan dos tramos que se especializan en perforaciones y venta de aretes para piercings.

 

Michelle Blanco es una joven que tiene siete años de experiencia en el perforado de lengua, ombligo, orejas, nariz, cejas y labios.

 

Ella asegura que la venta de aretes de piercing y los servicios de perforado es un trabajo que da buenas ganancias, porque los jóvenes siempre están dispuestos a experimentar.

 

Sus materiales de trabajo son: gasas, guantes de látex, alcohol, anestesia local y agujas de varios tamaños para las diferentes partes del cuerpo.

 

“Aquí ha venido todo tipo de gente. Incluso una vez vino una señora de 65 años que se hizo un piercing en el ombligo”, asegura Michelle.

 

Otro joven que ha innovado con una venta muy peculiar es Juan Carlos Montenegro, quien hace unos ocho meses se estableció en el mercado para vender aretes de piercing.

 

Y aunque para muchos, la práctica de las perforaciones no debería ser parte de un mercado, estos dos jóvenes aseguran que ellos prestan las condiciones sanitarias para realizar los piercing.

 

“Creo que es un puesto muy innovador en el Mercado, porque casi nunca se ve un tramo así aquí”. Johnny Vargas, vendedor del mercado

 

 

  • aleska

    muy buena publicacion yo quiero aser uno en la ceja

...

Notas Relacionadas