Reina el desorden

Los anhelos de los jinoteganos, que llegan a comprar al nuevo mercado, de tener un centro de compras sin basura y sin aguas putrefactas, no se cumplen debido a la anarquía y desorden que han traído unos 200 comerciantes a quienes se les construyeron tramos extras.

 

HOY / Jinotega

 

 

Los anhelos de los jinoteganos, que llegan a comprar al nuevo mercado, de tener un centro de compras sin basura y sin aguas putrefactas, no se cumplen debido a la anarquía y desorden que han traído unos 200 comerciantes a quienes se les construyeron tramos extras.

 

Pero los vendedores optaron por irse a ubicar a orillas de las calles internas del lugar y han levantado champas.

 

Esto, es anti estético para el nuevo mercado. Ahí de nuevo, agua putrefactas, champas de ripio de madera y plástico negro. Los canales de agua pluviales, repletos de basura, lo que se traducirá en inundaciones, cuando comience a llover, porque dichos canales o zanjas se taquearán.

 

Justificación

 

 

Los comerciantes que se han ido a apostar a las orillas de las calles internas, volviendo más estrechas y complicadas, las angostas calles del mercado, justifican su actitud, “porque en los 200 tramos adicionales que nos construyeron, no vendíamos nada y desde julio del año pasado para acá, aquí vendemos más”, según Martha Rodríguez, una de las comerciantes que se salió, de los tramos en referencia.

 

“En esos tramos extras que nos dieron, solo estuvimos un mes y como no vendíamos nada nos tuvimos que salir, porque en vez de ganar, lo que tuvimos fueron pérdidas”, justificó Rodríguez.

 

“Ahí vendíamos diez córdobas y nos comíamos cien e íbamos para atrás y nos vimos obligados a salirnos de esos tramos, porque a mí no me gusta estar aquí en estas champas aguantando polvo en el verano y lodo y agua en el invierno”, apuntó Rodríguez.

 

INSEGURIDAD

 

 

Doña Francisca Antonia López Gutiérrez, quien tiene más de 30 años, de vender en el único mercado de Jinotega, argumentó, “que además que no vendíamos en los tramos de madera, ahí hay mucha inseguridad porque los borrachos y ladrones, operan impunemente en ese sector y entonces no podíamos estar ahí y no podíamos estar perdiendo de vender y a merced de la delincuencia”.

 

Alfredo Chamorro, director de Servicios Municipales de la Alcaldía, declaró: “Nosotros somos los más interesados en terminar con este relajo, y estos señores comerciantes de los 200 tramos de madera, pero esto será posible, cuando ya la empresa MECO, nos haya asfaltado la calle que viene del barrio Sandino hacia el oeste y la cotrán haya vuelto a su lugar original”.

 

...

Notas Relacionadas