Casta de guerrero

La última y única vez que Jhonny Emmanuel Vargas Flores sintió deseos de llorar luego de un combate de lucha, fue a la edad de 11 años, cuando asistió y perdió su primer encuentro en un torneo nacional.

Jhonny Vargas es un esforzado y humilde atleta que ha salido adelante en lucha por su esfuerzo y dedicación.

 

 

HOY/GUATEMALA

 

 

La última y única vez que Jhonny Emmanuel Vargas Flores sintió deseos de llorar luego de un combate de lucha, fue a la edad de 11 años, cuando asistió y perdió su primer encuentro en un torneo nacional.

 

Desde ese tiempo a la fecha mucho ha cambiado para este joven ahora de 16 años de edad, quien es una de las promesas de mayor brillo en el deporte de la lucha y un gladiador temible a nivel de Juegos Centroamericanos Escolares de Codicader.

 

La primera imagen que se percibe de Jhonny es una tranquilidad natural, da la impresión de hablar poco y siempre luce sereno, pero cuando está en el colchón de combate es un aguerrido luchador, implacable y dinámico al enfrentar a sus rivales.

 

Su llegada al mundo de la lucha se produjo por mera casualidad, pero fue amor a primera vista, cuando un amigo de este joven en cuestión lo invitó a que fueran a ver cómo entrenaban lucha en su natal Carazo.

 

“Eso fue hace cinco años”, dice Jhonny. “Un amigo me dijo que fuéramos a ver cómo entrenaban lucha yo fui más por curiosidad. Pero una vez que vi como era, me dije a mis mismo “yo puedo hacer eso”, recuerda este joven.

 

PRESENTIMIENTO

 

 

Desde que Jhonny puso un pie en la colchoneta de lucha, fue obvio que tenía algo diferente. Según menciona este atleta, desde un principio tuvo como compañeros de entrenamiento luchadores de mayor peso y más experiencia.

 

“Soy bien ágil, creo que eso me ha ayudado a salir adelante. Nunca me ponen a entrenar con luchadores de mi mismo peso, sino de mayor y mejores que yo y aún así les hago la lucha, no me ganan fácil”, confiesa Jhonny, quien se desempeña en la división de los 42 kilos.

 

La más reciente conquista del luchador caraceño se produjo en los Juegos Centroamericanos Escolares de Codicader 2012 realizados en Guatemala, tope en el que ganó medalla de oro. Pero además este año Jhonny logró oro en los Juegos Panamericanos Escolares de Codicader.

 

“Me gusta la lucha, sobre todo cuando voy a los combates la emoción que se siente. Este deporte te exige mucho, pero uno tiene que buscar cómo superarse día a día”, afirma Jhonny.

 

“La medalla que más me ha costado es la que gané en los Panamericanos de Codicader. Tuve que vencer a un venezolano que era más fuerte y ágil, pero logré imponerme por puntos”, agrega.

 

GALARDONES

 

 

En su corto trayecto en el mundo de la lucha, Vargas dice que su colección de medallas de oro, anda por los 13 galardones de primer lugar, “Tuviera más, pero en la categoría infantil no dan medallas”, expresa este joven aguerrido.

 

Como en todo deporte los primeros pasos para este joven atleta, no fueron fáciles, pero al recordar sus inicios Jhonny, no puede dejar evitar una leve sonrisa en su rostro al evocar como fueron sus primeros combates.

 

“Lo difícil al principio es aplicar las llaves para combatir, recuerdo que cuando tuve mis primeros combates eran más como peleas callejeras, hasta patadas tiraba”, dice con una pequeña sonrisa en su rostro este atleta.

 

“Nunca me he lesionado, lo más grave que me ha pasado son golpes en los brazos y en otras ocasiones que me han reventado la boca”, asegura Jhonny quien señala con cierta ironía una herida en su labio sufrida mientras batalla por la medalla de oro en los Codicader de Guatemala.

 

A su corta edad este deportista sueña en grande al aspirar a brillar algún día en las más altas esferas de la lucha.

 

“Quiero llegar algún día a un Mundial de Lucha y ganar una medalla de oro”, dice ilusionado Jhonny, quien ha escrito con letras mayúsculas los primeros capítulos de su vida deportiva.

 

SU TALENTO

 

 

Nadie mejor que Milton López, entrenador de Jhonny Vargas, puede dar fe del talento y progreso de su pupilo.

 

En el recuento de la carrera de este joven atleta, López recuerda que Jhonny fue sub Campeón en la Copa de Lucha Saúl Leslie en Panamá con apenas 12 años de edad. También ha participado y triunfado en otros eventos internacionales como la Copa Pat Shaw en Guatemala.

 

“Desde que comenzó a luchar Jhonny demostró mucho talento y entrega pese a ser un niño de escasos recursos. Hay que reconocer que el presidente de la Federación Nicaragüense de Lucha Aficionada, Ardeshir Zack Asgari lo ha respaldado mucho para que salga adelante”, afirma Milton.

 

CARLOS MONTEALTO/FOTO ARTE FÉLIX CASTILLO

 

 

...

Notas Relacionadas