Mercado sin condiciones

Es llamado mercado del Centro Histórico de Ocotal —después de haber perdido en el año 2005 su categoría de mercado municipal— por su ubicación en el centro de la ciudad, entre edificaciones antiguas y un área comercial y financiera que la población ocotaleña visita tradicionalmente.

Vista general del mercado centro Histórico desde la calle central de la ciudad que circula de norte a sur.
Alina Lorio

 

HOY

 

 

Es llamado mercado del Centro Histórico de Ocotal —después de haber perdido en el año 2005 su categoría de mercado municipal— por su ubicación en el centro de la ciudad, entre edificaciones antiguas y un área comercial y financiera que la población ocotaleña visita tradicionalmente.

 

Su existencia data de hace aproximadamente 50 años, que fueron interrumpidos entre el 2005 y el 2007 por el traslado promovido a un edificio nuevo en la zona sur de la ciudad, donde hoy en día, además del mercado municipal, también se localiza la terminal de buses, la plaza de ferias, el Centro de Rehabilitación Temprana y muy pronto las oficinas centrales de la Policía Nacional en Nueva Segovia.

 

Fue una demanda histórica la construcción de ese mercado municipal y que tuvo un costo aproximado de 11 millones de córdobas; y aunque fueron trasladadas a esas nuevas instalaciones y ocuparon sus respectivos cubículos, al final las comerciantes no aceptaron y demandaron de la municipalidad y en acto público al presidente Daniel Ortega, que se les permitiera retornar al mercado viejo porque en el mercado nuevo no vendían nada.

 

La administración municipal de Marciano Berríos se opuso a la demanda de las comerciantes, hasta que en el año 2007 en un acto público en el Polideportivo Solidaridad y en presencia del entonces presidente de Honduras, Manuel Zelaya, las comerciantes demandaron acaloradamente a Ortega que se les permitiera retornar al viejo sitio. Ya se había tomado las instalaciones un ocho de octubre del 2007.

 

REHABILITACIÓN

 

 

La orden del mandatario al alcalde no se hizo esperar y en el mismo lugar dio la orden de que las comerciantes regresaran y ocuparan el viejo edificio que se encontraba en el abandono. La mayoría de las comerciantes retornó al viejo sitio y con mucho sacrificio personal rehabilitaron sus cubículos para instalar nuevamente sus negocios, con la esperanza de vender un poco más.

 

En ese momento, el Concejo Municipal de Ocotal y Nelson Artola, en representación del FISE, se comprometieron con los comerciantes a construir nuevas instalaciones en el centro histórico para crear las condiciones básicas de venta y compra, pero cinco años después esa promesa sigue en eso mismo, una promesa.

 

¿Qué ha pasado?

 

 

María Teresa Bermúdez Artola, comerciante del sector textil-vestuario, reveló que este año la Alcaldía asignó 300 mil córdobas para el estudio de factibilidad y el diseño, que no fueron lo suficiente y tuvo que suspenderse. En la municipalidad aducen que si no existe ese estudio de factibilidad y el diseño no es posible hacer la solicitud de presupuesto al FISE para un nuevo mercado.

 

...

Notas Relacionadas