Sí se puede

Pocos acontecimientos, como el de hoy, ha vivido Nicaragua en su historia en los Juegos Olímpicos.

Osmar Bravo (azul) busca hoy avanzar a la ronda de octavos de final en el boxeo de los Juegos Olímpicos, fase a la que ningún nica ha llegado.
AP

 

HOY

 

 

Pocos acontecimientos, como el de hoy, ha vivido Nicaragua en su historia en los Juegos Olímpicos.

 

Un pinolero, uno de los nuestros, un aguerrido púgil que salió de Muelle de los Bueyes, va en busca de avanzar, donde ningún nica ha llegado, cuando se mida hoy al ukraniano Oleksandr Gvodzky, en el boxeo de los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

 

El pleito está programado a las 4:00 p.m., hora de Nicaragua y será el séptimo choque de ocho programados en la división de los 81 kilogramos.

 

De entrada, Javier Medina entrenador de Osmar, está pensando en desarrollar una estrategia de combate, que pueda contrarrestar la mayor altura de Gvodzky.

 

Medina ha estudiado al rival del pinolero en varios vídeos, en los que aparece en la Liga Mundial de Boxeo, evento en el que batallaba en la división de los 85 kilogramos.

 

“Lo vi frontal, con buenos volados y ganchos de zurda. No le gusta tirar abajo, ni que le tiren en esa zona a él, solo busca la cabeza… Se descuida mucho abajo y se escapa de caer cuando suelta una derecha que siempre lleva mucha fuerza”, aseguró Medina, en declaraciones que aparecen en un comunicado enviado por el Comité Olímpico Nicaragüense (CON).

 

EL PLAN

 

 

Osmar está consciente que su rival es un verdadero caza cabezas.

 

“Hay que trabajarlo de abajo hacia arriba. Tira un buen gancho, pero no siempre. Él va buscando arriba… Aquí la estrategia será, primero no bajar los brazos, tener una guardia firme y luego trabajar de abajo hacia arriba. Hay que darle duro abajo primero”, dice por su parte Osmar.

 

...

Notas Relacionadas