¡GUÁCALA!

Rosa Araica cada vez que escucha truenos teme que su noche sea larga, como la del pasado domingo, cuando después de un aguacero empezó a salir agua podrida del inodoro y el baño.

Este manjol es una muestra de la insalubridad en la que viven varios pobladores del barrio Domitila Lugo, en Managua.
Elida Rodríguez

HOY

 

Rosa Araica cada vez que escucha truenos teme que su noche sea larga, como la del pasado domingo, cuando después de un aguacero empezó a salir agua podrida del inodoro y el baño.

 

Al menos 10 viviendas en el barrio Domitila Lugo, en Managua, se inundaron con aguas negras que salían de cualquier hueco que tuviera conexión con el alcantarillado sanitario.

 

“Hasta ratas negras y peludas salen de los sumideros, porque huyen de la corriente en los manjoles. No se aguanta el tufo y la picazón en la piel”, comentó la afectada.

 

Las familias perjudicadas habitan de la Parmalat en Carretera Norte, cuatro cuadras al lago y luego hacia abajo.

 

“Hemos llamado en varias ocasiones a Enacal (Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados), pero nadie se ha presentado”, indicó María del Socorro López, propietaria de una tortillería.

 

Maritza Tellería, de relaciones públicas de Enacal, aseguró que reportará el caso al área de mantenimiento para que una cuadrilla se haga presente lo más pronto posible.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas