Otra de la Fenifut

Los jinotepinos, el equipo Xilotepetl y los aficionados, llegaron entusiasmados a Managua, pero salieron indignados.

Un joven sentado sobre el muro caído que
impidió el partido de la finalísima en el Cranshaw.

ALFREDO ZUNIGA

 

HOY

 

Los jinotepinos, el equipo Xilotepetl y los aficionados, llegaron entusiasmados a Managua, pero salieron indignados.

 

Norberto Ortega, delegado de la Federación Nicaragüense de Futbol (Fenifut) en el partido de ida de la Finalísima de Segunda División entre la UNAN-Managua y el ‘Xilo’, suspendió el duelo porque al estadio Thomas Cranshaw le falta un cuarto de la pared sur.

 

El muro se desplomó el sábado por la tarde, calculó Rolando López, administrador del estadio. Sin embargo Ortega tomó la decisión al llegar al estadio con el ‘Xilo’ y la UNAN listos para jugar.

 

“Se podía jugar bien. ¿Cuál es el problema? Aquí hay gente que cuida. No me explicó cómo juegan en otros campos que son abiertos”, apuntó Rolando.

 

Wilber López, presidente del ‘Xilo’, catalogó de irresponsable a la Fenifut por hacerlo gastar dinero en el transporte del equipo y los dos buses de aficionados.

 

“El muro no se acaba de caer, se desplomó ayer. Me dijeron que temprano estuvo el secretario de la Fenifut (Florencio Leiva) y no pudo avisar que no hiciera el viaje si ya habían visto el estadio”, apuntó Wilber.

 

El presidente del ‘Xilo’ expresó que el partido se podía realizar si se ponían 10 policías en el muro, pero no había ninguno. “Ellos vinieron temprano y se les avisó que no había juego”, explicó Mario Solís, delegado de la UNAN.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas