No descansan

Vendedores de pólvora aplican las medidas de seguridad en sus negocios.