Al filo del peligro

Por la dinámica de su oficio, los taxistas nocturnos son el blanco perfecto de los delincuentes.