Seis nuevos integrantes en el Salón de la Fama del Beisbol

Cooperstown, el pequeño poblado de Nueva York, donde tiene sus raíces el beisbol, dio la bienvenida a Chipper Jones, Vladimir Guerrero, Jim Thome, Trevor Hoffman, Jack Morris y Allan Trammell, quienes saltaron a la inmortalidad tras brillantes trayectorias.