¿Por qué le tememos a la oscuridad?

La razón del miedo estriba en la imaginación, durante la infancia el niño tiene demasiada capacidad de asombro, la oscuridad viene a ser un mundo misterioso y lleno de rarezas.