Nada que les resuelven

Las comerciantes señalaron que sus hijos se enferman por las aguas putrefactas y que aún no les resuelven nada