Un negocio familiar

Todos los días se levantan a las dos de la mañana para hacer caramelos rayados