El primer control remoto para perros

El control remoto de gran tamaño está hecho con un resistente plástico a prueba de agua, por lo que los perritos pueden masticarlo como cualquier otro juguete