¿Debemos pensar como las vacas?

Para producir, hay que pensar en vaca y como vaca, y darle de comer aquellas cosas que puede aprovechar plenamente, que les gusta y que no le harán daño.