Mamá adoptiva

Mikey cayó en depresión después de perder a sus tres recién nacidos,