Una recortadita

Con las tijeras bien afiladas los barberos esperan a los estudiantes