Un refugio turístico

Los espacios abiertos llenos de cómodas sillas perezosas también son perfectos para disfrutar de una reunión en familia.