Masacre anunciada

El asesinato de cuatro personas en una finca de Costa Rica es el cumplimiento de una amenaza que hizo el expolicía nicaragüense señalado de cometer la masacre