Con picardía chontaleña

Betzy Lagos, una joven que creció en un ambiente donde los chistes y buen humor era el pan de cada día